En un momento dado | Garitano ante Neymar
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
21516
single,single-post,postid-21516,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
LEGANES, SPAIN - SEPTEMBER 17: Neymar JR. (L) of FC Barcelona competes for the ball with Unai Bustinza (R) of Deportivo Leganes during the La Liga match between Deportivo Leganes and FC Barcelona at Estadio Municipal de Butarque on September 17, 2016 in Leganes, Spain. (Photo by Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

Garitano ante Neymar

– Alberto Bueno sin Busquets

El domingo el Barça no podrá contar con Sergio Busquets sancionado, y como siempre que Luis Enrique pierde a su mediocentro titular, su recambio plantea múltiples soluciones. En esta ocasión, la también ausencia de Mascherano y el hecho de que, sin Aleix Vidal, Sergi Roberto siga clavado en el lateral derecho, reducen el abanico a, en principio, tres opciones. Ivan Rakitic, André Gomes o un cambio de dibujo como el que ya tuvo lugar en el encuentro de la primera vuelta esbozando a un esquema sin pivote al uso. Sea cual sea finalmente la alternativa por la que se decante el entrenador culé, la zona del pivote puede convertirse en uno de los objetivos principales del Leganés tan pronto cuando los de Garitano recuperen el balón. Además, en este mercado de invierno el conjunto pepinero ha incorporado a su plantilla a un futbolista como Alberto Bueno al que orientar específicamente al ataque de la espalda del mediocentro azulgrana, zona en la que tanto Rakitic como André ya han sufrido y en la que el canterano madridista representa una amenaza muy enfocada hacia la portería rival. Con llegada y un instinto anotador que de forma más clara lució a las órdenes de Paco Jémez en Vallecas, si encuentra el pasillo será uno de los principales argumentos de cara al gol para el equipo que, hasta su llegada, menos tantos ha celebrado en Primera.

– La supervivencia del lateral derecho

Al menos hasta que finalice la temporada, Luis Enrique deberá convivir con un problema atrás. Pese a su esperanzador arranque, Sergi Roberto no es lateral, y perdida la confianza exhibida entonces, en defensa representa una de las debilidades barcelonistas a atacar subrayadas en las pizarras de sus rivales. Atlético de Madrid, París Saint Germain… los adversarios lo tienen claro, y si el colectivo no le aporta a Sergi un punto inicial de ventaja que traslade el encuentro a las coordenadas en las que menos tiempo se ve forzado a ejercer del lateral que no es, el catalán está llamado a sufrir. Cuando peor lo pasa Sergi Roberto es cuando su par lo encara, pues mientras posicionalmente viene ofreciendo una disciplina y entendimiento, sin ir más lejos, sustancialmente superiores a los de Aleix Vidal, en la defensa del uno contra uno, cuando el rival se le escapa hacia fuera, viene acusando lagunas muy notorias en el desplazamiento lateral. Asier Garitano no dispone de Yannick Carrasco ni de Julian Draxler, pero sí que cuenta con dos futbolistas que, por perfil, pueden encajar en el tipo de dolencia que presenta el lateral derecho del Barça. El venezolano Darwin Machís, quien ya castigó en Butarque la sorpresa táctica de Luis Enrique, y Alexander Szymanowski son las dos opciones del Leganés para la banda izquierda y sus dos atacantes más incisivos. Uno de los dos se sumará al apoyo que desde atrás pueda servir el lateral Diego Rico en el carril por donde más sufre el Barça.

– Guerrero contra Umtiti o Mathieu

Para equipos como el Leganés, que en el Camp Nou deberán competir a partir de unos guarismos en la posesión del cuero muy decantados del lado culé, y a los que las dimensiones del feudo blaugrana prácticamente obligan a largos tramos de repliegue lejos del área de Ter Stegen, resulta fundamental contar en su punta de ataque con delanteros capaces de recortar distancia o tiempo. Atacantes veloces que aún arrancando en su propia mitad de campo puedan llegar rápido a las inmediaciones de la frontal contraria permitiendo a los suyos salir y adelantar líneas, o arietes expertos en la pelea y la protección del cuero que, si bien no estiren del mismo modo, sí ofrezcan segundos de más a su mediocampo para que éste pueda acercarse a su posición. Guerrero, como su apellido indica, pertenece a los segundos, y ya contra el Barça y en el Camp Nou ha probado anteriormente su capacidad para arañar ventajas por insistencia ante la zaga azulgrana. Podría verse las caras con Samuel Umtiti, un marcador a quien los mayores problemas se los han creado delanteros de gran envergadura, por lo que, a priori, al Barça le interesaría más que quien se midiera a Guerrero fuera Gerard Piqué o Jérémy Mathieu dependiendo de cuál de los dos forme finalmente en el once inicial.

– La importancia de Neymar

En lo que va de 2017 es junto a Ter Stegen el culé más en forma. Único superviviente del desastre de París, factor decisivo sobre el terreno de juego y ausencia capital cuando no ha podido estar, a lo largo de los últimos meses Neymar se está erigiendo en el principal conector entre el mediocampo y la delantera toda vez Iniesta ha estado lesionado y Messi menos alimentado por el colectivo de lo que venía siendo habitual. Por su parte el brasileño, arrancando desde una posición más retrasada consecuencia de la zona que ocupa en defensa, ha tomado el relevo a la hora de recoger el balón abajo y trasladarlo cerca de la frontal valiéndose de un momento de forma físico y futbolístico muy alto. Como solución a la hora de agitar los ataques, conductor de transiciones o carta maestra para que el balón pueda llegar a Leo Messi más cerca de la frontal que meses atrás, Neymar ostenta actualmente un lugar prominente en el desarrollo del juego culé que requiere de algún tipo de actuación concreta de su adversario tal y como hizo el martes el PSG. A la hora de plantearla, a Garitano le dolerá especialmente la ausencia por sanción del siempre equilibrado Rubén Pérez, elemento de mayor compostura de su medular y el pivote que más comúnmente suele caer sobre las zonas que el domingo amenazará Neymar.

– Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

No Comments

Post A Comment