En un momento dado | Atacar sin Leo Messi
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
24760
single,single-post,postid-24760,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
MALAGA, SPAIN - MARCH 10:  Ousmane Dembele of FC Barcelona controls the ball during the La Liga match between Malaga and Barcelona at Estadio La Rosaleda on March 10, 2018 in Malaga, Spain.  (Photo by Aitor Alcalde/Getty Images)

Atacar sin Leo Messi

Pep Guardiola y Leo Messi se hicieron entrenador de élite y estrella al mismo tiempo y en el mismo sitio. Uno de la mano del otro. En el lugar de Rijkaard el catalán y en el de Ronaldinho el de Rosario, y ayudándose mutuamente a conquistar sus metas. El técnico le regaló al argentino un nuevo espacio en el tablero, y la promesa de que ahí nunca le faltaría el balón. Él se encargaría de que así fuera. De su parte, ‘La Pulga‘ le correspondió con un secreto revelado a modo de privilegio del que nadie más gozaría. Teniéndole a él de su lado, sería el único capaz de vivir permanentemente cerca del gol sin la necesidad de tomar riesgos. No debería abrirse más de la cuenta, ni exponerse a perder el balón. La vieja frase de Cruyff, formulada por el holandés como metáfora de sus principios, Pep, con Messi, podría hacerla literal. El técnico tradujo el regalo en el equipo de mayor control que haya visto el fútbol moderno, un conjunto obsesionado con dominar la escena sin que por ello viera alejarse la portería rival. Habiendo perdido a Neymar el pasado verano, y recogiendo a un equipo con notables y notorios problemas de juego, la primera temporada de Ernesto Valverde en el banquillo del Barça parece haber recogido parte del misterio que Leo le reveló a su era. A la hora de repartir esfuerzos que amasaran control o que sumaran agresividad en los últimos metros, los equilibrios del Txingurri por lo general han dado prioridad a lo primero. Umtiti, Busquets, Sergi Roberto, Rakitic… buena parte de las evoluciones más pronunciadas bajo su tutelaje, han estado relacionadas con incrementar la capacidad de gobierno. Con Messi sobre el campo, cerca del arco contrario, y a poco que Luis Suárez pudo acompañar al argentino, la puerta del gol nunca se la iba a encontrar cerrada.

- En ataque, Dembélé y Coutinho cerraron sus posiciones juntándose con Paulinho en la mediapunta. Arriba, mapa de Dembélé; abajo, mapa de Coutinho. (vía squawka.com) -

– Dembélé y Coutinho se cerraron juntándose con Paulinho en la mediapunta. Arriba, mapa de Dembélé; abajo, mapa de Coutinho. (vía squawka.com) –

Esta jornada, sin embargo, el Barça de Valverde viajó a Málaga sin Leo, y su propuesta lo reflejó. En pos de sumar toda la intimidación que con el argentino sobre el campo no se necesita buscar en nadie más, el papel que desempeñó cada uno de los azulgranas a la hora de gestionar las posesiones, resultó mucho más agresivo. Sirva como huella el volumen de pases culés a la espalda de un contrario. Repartidas las alturas y multiplicadas las referencias por delante de la pelota, el futbolista del Barça que guardara el esférico en su poder tuvo muy fácil llevarlo hacia delante. No hay duda de que a ello ayudó la irregular organización malaguista, pero también que el posicionamiento e intención de Rakitic, Paulinho, Busquets, Umtiti, Coutinho o Dembélé, dio la base del decorado. En el primer tanto visitante, por ejemplo, Piqué conectó con Busquets a la espalda de El Nesyri, éste con Coutinho a la espalda de Samuel y éste encontró a Paulinho detrás de Iturra para que abriese a Jordi Alba y el lateral pusiese el centro al área. Siempre hacia adelante, siempre cortando una línea, siempre girando al rival. Fueron varias las teclas que presionó el equipo para reforzar su plan, convergiendo todas ellas en la suma de referencias por delante del pasador. Así, por ejemplo, para que Paulinho ascendiera a la mediapunta Umtiti ganó presencia a la izquierda de Sergio Busquets, casi como un interior más. A su vez, con tal de que Busquets no siempre fuera la pieza que descendiera para formar un primer escalón de tres, la salida de balón culé dibujó momentos con Sergi Roberto como teórico central derecho y permaneciendo el mediocentro por delante. Del mismo modo, Rakitic se despegó más de lo habitual del pivote, relacionándose con una zona de tres cuartos a la que también acudieron ambos extremos.

- Samuel Umtiti redobló su influencia en zona de interior para compensar la ascensión de Paulinho a la mediapunta. (mapa vía squawka.com) -

– Samuel Umtiti redobló su influencia en zona de interior para compensar la ascensión de Paulinho a la mediapunta. (mapa vía squawka.com) –

Dembélé y Coutinho, pese a partir desde una teórica posición de banda en ataque, asentaron la mayor parte de su juego por dentro, unos metros por detrás de Luis Suárez, y conviviendo con Paulinho en tres cuartos de campo. Especialmente el francés agradeció la concesión para sumar sus minutos más prometedores desde el verano, mezclando el juego interior con acciones más típicamente de extremo, y afinando tanto en la intención como en el acierto técnico. Con ellos fue el Barça profundo por dentro, y con Sergi Roberto y Jordi Alba lo fue por fuera. En verticalidad barcelonista en los últimos metros dio pie a un mayor número de transiciones de lo que es costumbre en el conjunto de Valverde, toda vez, tanto individual como colectivamente, asumió más riesgos en la circulación de la pelota, pero si bien el Málaga pudo canjear alguna de sus recuperaciones por ocasiones reales de peligro, por regla general el Barça también halló ventajas en el éxito de sus ataques. Dada su capacidad para filtrar balones a la espalda de una línea rival y, por lo tanto, de girar y empujar hacia atrás a los futbolistas contrarios, en los tramos de más inspiración su presión adelantada volvió a gozar de una gran eficacia. Busquets, el jefe de operaciones, se instalaba arriba, con compañeros alrededor y un oponente obligado a darse la vuelta para poder salir al contraataque, traduciendo la situación en varias emboscadas que permitieron a los culés robar la pelota cerca del área malaguista y atacarla con el rival mal colocado. El silencio de Leo Messi dejó para los demás un lugar diferente en el concierto.

Artículos relacionados: 

– Foto: Aitor Alcalde/Getty Images

4 Comments
  • Luis Restituyo
    Posted at 01:26h, 12 marzo

    Creen que una vez Iniesta este en el once pues Valverde intentara replicar esto en Champions con el manchego por Coutinho ?… a mi me parece que fue el mejor partido del Barca en la segunda vuelta de la temporada mas alla de que el marcador fuera abultado o no (vamos, falta Messi por mucho que el equipo lo hiciera bien)… creo mucho en este equipp y en su capacidad Camaleónica en cuanto al reparto de roles tácticos

    • Iniesta10
      Posted at 15:01h, 12 marzo

      Coutinho no puede jugar la champions. Creo que en su lugar tiene que jugar Iniesta y, si este sigue lesionado, podría entrar André Gómes
      En la otra banda si podría entrar Dembelé, pero vamos, no se lo que hará Valverde.

    • Morén
      Posted at 22:23h, 12 marzo

      Yo creo que una reproducción exacta es complicada… porque también faltaba Messi^^. De hecho, en este caso, Coutinho partió desde el extremo izquierdo, y esa es una posición que normalmente el Barça no ocupa. Pero en cuanto al sentido, pienso que más o menos sí es reproducible. En alguna ocasión ya hemos visto ciertos mecanismos parecidos, con Iniesta, Messi y Dembélé ocupando una suerte de triple mediapunta mientras las bandas quedan para los laterales. Pienso, por ejemplo, en algunos momentos del Barça-Levante como este: http://www.eumd.es/wp-content/uploads/2018/02/fcb.png

  • Alex González
    Posted at 10:51h, 13 marzo

    Este post es muy interesante, y me ha gustado mucho como está narrado. Sobretodo a la hora de hablar del mejor jugador del mundo que es Leo Messi, como Guardiola le dijo como podría jugar mejor y así a sido, dando resultado a cinco balones de oro.

    Gracias por este post tan completo.