En un momento dado | Afellay
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
332
archive,category,category-afellay,category-332,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

"Cuando seas entrenador, vas a querer poner a todos los centrocampistas en tu equipo; es la mejor manera para que el equipo juegue bien." (Pep Guardiola a Javier Mascherano)   Xavi Hernández   Xavi Hernández es el centrocampista que define la hasta ahora...

Este lunes Isaac Cuenca volvió a entrenarse después de más de cinco meses apartado del balón. Hace nada los que reaparecieron fueron Adriano y Thiago Alcántara, y siguen en la enfermería Alexis, Bartra y Dani Alves -a parte de un caso más complicado como el de Abidal. Todas las lesiones son distintas, y tampoco son iguales sus consecuencias. Estas últimas las acostumbramos a medir según el tiempo de baja, la repercusión que una determinada ausencia tiene sobre el equipo, o en las secuelas que puede dejar a nivel físico en el futbolista una recuperación no tan exitosa como sería deseable.  No obstante, cuando un futbolista tiene que pasar por la enfermería, hay otra variable que entra en juego, la del momento en que se produce. No pocas veces hemos escuchado decir "Ha tenido mucha mala suerte. Justo se lesiona cuando mejor estaba". No nos referimos a esto.

Llegó como una oportunidad de mercado. A falta de pocos meses para que finalizara su contrato con el PSV Eindhoven, el conjunto holandés aceptó un traspaso muy a la baja que dio con Afellay en el equipo de Guardiola. Formado en el estilo de juego holandés de juego de posición y toque, Ibrahim no pudo evitar unos inicios dificiles en los que adaptarse a su nuevo equipo. Afellay no es tampoco el futbolista holandés por antonomasia, y además, en el Barça de Messi el balón vuela. Desvorado por la velocidad de la circulación del equipo en la media, Afellay encontró acomodo en la banda como falso extremo. No sólo eso, sinó que, en una posición que sólo contaba para la rotación con Bojan y Jeffren, se hizo con el rol de primera alternativa. De hecho, de segunda, pues el movimiento más habitual era la entrada de Keita en la media para adelantar a Iniesta. En esa primera media temporada de aclimatación, su momento le llegó en el Bernabéu, cuando en la ida de las semifinales de la Champions League, entró en el minuto 71 sustituyendo a Pedro. Iniesta estaba lesionado y Keita en el once titular: era su momento. A lo largo del partido ambos equipos precian firmar el empate a nada. Llegar al Camp Nou con absolutamente todo por decidir. Al Barça le agradaba la idea de que todo se decidiera en su feudo, y Mourinho sabia que era más fácil vencer al Barça de Guardiola a un partido que a dos. Nadie se salió del plan a excepción del genio y de un Afellay que se lanzó a por su momento. Recibió en banda derecha delante de Marcelo y aprovechó el resbalón del brasileño para encarar y poner el centro al primer palo para que Messi batiera a Casillas. Fue su momento y éste se vio recompensado con su entrada en la final de Wembley que mandaría a Bojan rumbo a la Roma. 

Las necesidades del equipo de cara a la próxima temporada pasan por un central capaz de asumir con solvencia una plaza en el once titular y por un cerebro que permita doblar el rol que tiene Xavi en el equipo desde una plaza de titular. Si este análisis lo hubiésemos publicado antes del parón invernal, no obstante, hubiésemos mencionado una tercera necesidad, que en este caso afectaba no al grupo de titulares, sino al de complementos. Así, en los puestos de ataque, a principios de temporada el Barça contaba con tres titulares -Pedro, Messi y Villa-, un suplente -Bojan- y la alternativa de adelantar la posición de Iniesta. Caso aparte es el de Jeffren, pues aunque a priori no parece que por nivel le deba corresponder el papel de quinto delantero, sus continuas lesiones no le han permitido luchar por el puesto. Así pues, si como ha sucedido hasta el momento, uno de los atacantes no rinde como estaba previsto -este es el caso de Bojan- la presencia de Iniesta en el tridente atacante ya no responde a una cuestión de preferencias del técnico sino de obligación. Sin Cesc, Iniesta es más necesario en la posición de interior, pero al mismo tiempo es la primera solución a una ausencia de alguno de los tres delanteros. Por este motivo, pues, era necesaria la incorporación de un complemento atacante, de un jugador capaz de dar a Guardiola la alternativa de sobreponerse a la baja de un delantero y poder seguir contando con Iniesta en el interior.

Fecha y lugar de nacimiento: 2 de Abril de 1986, Utrecht (Holanda). Altura: 1,80m. Peso: 76kg. Demarcación: Mediapunta Club de procedencia: PSV Eindhoven El perfil del nuevo fichaje del F.C.Barcelona es el de un centrocampista fuerte físicamente, bueno técnicamente, vertical, con llegada y capaz de desenvolverse en varias posiciones. De hecho, mientras en su club asume funciones de centrocampista y localiza su acción por el centro, en la selección holandesa lo hace escorado a una de las dos bandas. El PSV acostumbra a dibujar un 1-4-2-3-1 con una línea de tres por detrás del punta Reis, formada de derecha a izquierda por Lens, Troivonen y Dzsudzsák. En este esquema, la posición de Afellay queda localizada por detrás de ésta línea de tres, acompañando al mediocentro internacional Engelaar, ligeramente decantado hacia el perfil diestro. Es el hombre encargado de dar fluidez al juego, un juego no tanto de control y posesión como de velocidad y verticalidad. Así pues, aunque en los momentos que más atenciones dedica el equipo al balón el protagonista sea Afellay, en el PSV más que un cerebro, Afellay es un lanzador. En este juego de transiciones rápidas, Afellay explota dos de sus mejores cualidades, su rápida conducción del balón, y su llegada desde atrás entrando al espacio, lo que le vale para alcanzar zona de remate con relativa frecuencia.