En un momento dado | Sergio Ramos
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
145
archive,category,category-sergio-ramos,category-145,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Luis Enrique descubrió las intenciones de Zidane instantes antes de que comenzara el clásico. Ninguna de las alineaciones escondía sorpresas, pero con los veintidós protagonistas sobre el césped del Bernabéu y Karim Benzema dispuesto a efectuar el saque de...

Se enfrentaban un equipo que cuando saltó al césped del Camp Nou sumaba treinta y dos partidos consecutivos sin conocer la derrota y otro que en lo que iba de temporada ya se había dejado puntos en seis. Una mezcla...

El clásico de la primera vuelta, no sólo supuso la primera derrota liguera del Barça de Luis Enrique sino también su primer renuncio. La cara que el equipo había mostrado hasta la fecha, corría serio peligro de quedarse corta ante...

Se enfrentaban dos proyectos que empiezan. Dos equipos por hacerse, con dudas, algunas certezas y varias incógnitas por resolver. Dos proyectos que aspiran a todo. Son Barça y Madrid. Se estrenaban dos entrenadores, Carlo Ancelotti y el Tata...

Los Barça-Madrid de las últimas temporadas son ya de la historia. Por todo. Por la rivalidad de dos colosos, por enfrentar a dos cracks de las dimensiones de Messi y Ronaldo y por rodearlos a ambos de una...

De igual manera que cuando nos referimos a Cristiano Ronaldo, analizando el clásico, podemos decir que pese a los dos goles que logró Messi, el argentino fue bien defendido por el Real Madrid. Excelentemente o impecablemente defendido sería más preciso. Y aunque suene a provocación tras los dos goles, Tito Vilanova tiene ahí un problema al que debe encontrar solución, no sólo con vistas a futuros enfrentamientos contra los de Mourinho, sino para el día a día. Varios son los rivales que saben como defender a este Messi, pero ninguno tiene a Pepe y Sergio Ramos para hacerlo, y ante eso, de nada sirve que des con la tecla. Encontrar respuesta a esta situación, pues, significará no sólo una ventaja ante su máximo rival, sino una manera de encontrarle un escenario más cómodo a Leo. Quitarle lastre.

Repasábamos en el anterior post cómo fueron los duelos entre Barça y Madrid de la pasada temporada, deteniéndonos en los aspectos fundamentales de los planteamientos de ambos técnicos y cómo el movimiento de uno de los entrenadores tuvo la respuesta del otro. Así pues, de cara al partido del sábado, no esperamos reencontrarnos con un escenario idéntico al de entonces, tanto por las novedades que tanto Mourinho como Guardiola  puedan introducir específicamente para el clásico, como por las novedades que a lo largo de la temporada han presentado ambos conjuntos con el objetivo de subir el nivel de la pasada temporada. El Real Madrid, para abandonar los problemas que encontró la pasada temporada ante rivales que le cedían el balón y le obligaban a atacar en posicional, ha introducido una serie de cambios buscando imponerse también es estos escenarios. La principal novedad se concentra en Xabi Alonso, quien al inicio de la jugada baja hasta situarse entre centrales, reproduciendo la salida lavolpiana que tantas veces ha intentado implantar Guardiola en su Barça. Alonso, desde esa posición al inicio de la jugada, es quien, no sólo está comandando el juego del equipo, sino de quien depende la posición en el campo de sus compañeros. Para profundizar en el nuevo rol de Alonso y en cómo éste repercute sobre el comportamiento de sus compañeros, recomendamos el extraordinario trabajo de los compañeros del blog Ecos del Balón.

albiolPara que un proyecto resulte competitivo, tan importante como el potencial ofensivo y la capacidad para mostrarse letal ante la portería rival, es el hecho de contar con un entramado defensivo fuerte. En el fútbol actual, la clave para alcanzar los objetivos es el equilibrio, no sólo por una cuestión numérica de encajar poco y marcar mucho, sino porqué del mismo modo que la mejor defensa es un buen ataque ya que éste condicionará al rival i la zona en que se producirá la pérdida del balón, un correcto trabajo en la contención favorecerá una disposición sobre el campo más natural y ventajosa a la hora de activar la transición defensa-ataque, a la vez que dará una mayor seguridad al equipo a la hora de arriesgar en posiciones más adelantadas.