En un momento dado | Los comienzos del Barça 2010-11 (I) El efecto Villa
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
2828
single,single-post,postid-2828,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Los comienzos del Barça 2010-11 (I) El efecto Villa

Sin la posibilidad de tomar en cuenta una pretemporada anormal tanto por su organización como por la ausencia de la mayoría de hombres importantes del equipo, podríamos afirmar que el Barça 2010-11 echó a andar hace aproximadamente un mes. No es tiempo suficiente para sacar grandes conclusiones de lo que puede dar de sí el equipo ni, sobre todo, de las garantías de éxito que puede ofrecer, pero sí lo es para empezar a adivinar algunas de las novedades planteadas con respecto a la pasada temporada. Así, junto a la consolidación de la salida desde atrás con el mediocentro entre centrales que ya el curso anterior analizamos en varias ocasiones, en estas dos semanas que nos separan del enfrentamiento contra el Valencia de Unai Emery, nos detendremos en analizar los principales cambios experimentados por el equipo de Guardiola en lo que va de temporada.

El primer punto en el que nos detendremos es consecuencia de la incorporación de David Villa. El Guaje todavía se encuentra lejos de su mejor forma, le falta acoplarse al grupo e incluso, en los sectores más impacientes, empieza a generar dudas. No obstante, aun sin la fuerza que se supone tendrán a medida que avance la temporada, sus características como delantero ya empiezan a pesar tanto en el juego de su equipo como en el de sus rivales.

Villa es peligro permanente a la espalda de la defensa e intimidación en el área, aunque por el momento estos aspectos lleguen desde un punto de vista más individual que colectivo. De entrada es importante constatar que su demarcación será la de extremo izquierdo, y ver como incluso sin Messi, esa ha sido su posición de partida. Con Villa el Barça pretende recuperar el papel del Henry 2008-09 que tanto echó en falta la temporada pasada y que tan decisivo resultó para que el equipo no encontrase la fluidez en su juego que si tuvo la temporada del triplete. El juego del Barça pasa, principalmente, por la capacidad de Xavi, Iniesta y Messi de conectar y encontrarse sobre el césped. Somos conscientes que esta es una afirmación demasiado simplista, pues obvia la decisiva participación de hombres como Piqué, Busquets o Alves, pero sí nos sirve para encontrar la llave del discurso futbolístico azulgrana. Ante esto, la pasada temporada los rivales apostaron por adelantar líneas para reducir los espacios en la zona de la mediapunta. Con un Henry que no encontró rendimiento en ningún momento de la temporada, y la presencia de un nueve como Ibrahimović, la delantera del Barça carecía absolutamente de capacidad de intimidación a la espalda de la zaga, lo que permitía a los rivales adelantar la línea sin la amenaza de que un desmarque de los delanteros les ganase la espalda.

La llegada de Villa pretende subsanar esta carencia de profundidad que mantenga retrasada a la defensa rival. El asturiano es un delantero que se siente muy cómodo en el desmarque sin balón buscando la diagonal a portería y que, además, es sinónimo de gol. Se trata de una amenaza constante para los zagueros, y un recurso que permite al Barça desequilibrar aun teniendo dificultades para mandar en el discurso del partido.

Esta capacidad para intimidar la espalda de las defensas, pese a que el encaje en el equipo y el estado de forma de Villa todavía están lejos de ser óptimos, ya se ha podido notar en este inicio de Liga. Como ocurrió la pasada temporada, el plan inicial de los rivales es el de presionar arriba sacando la defensa, pero a medida que avanzan los minutos y el asturiano encuentra un par de oportunidades de encarar portería, el achique de la zaga se torna bastante más tímido. El último ejemplo lo vimos en San Mamés, donde pese a no cuajar un partido excesivamente notable, esta capacidad intimidatoria de Villa regaló gran parte de la ventaja para que Xavi e Iniesta mandaran en el encuentro y se sobrepusieran a la ausencia de Leo Messi. El planteamiento de Caparrós tenía como idea principal, tal como hizo en la final de Copa de hace dos temporadas, presionar la salida desde la defensa del Barça. Vimos como hasta tres jugadores rojiblancos acudían a presionar a Piqué, Busquets y Puyol, y como el centro del campo se adelantaba para comerle el espacio a los interiores.

No obstante, fijada por Villa, la zaga bilbaína permanecía retrasada, regalando muchos metros a la espalda de los centrocampistas. Este espacio fue aprovechado en primera instancia por un Iniesta camuflado de delantero pero que a la práctica ejercía de cuarto centrocampista, y una vez superada la presión del rival, administrado por Xavi y el apoyo de un gran Keita. La creación de este espacio, no sólo permitía superar la presión adelantada planteada por Caparrós, sino que una vez logrado esto, permitía que los ataques del Barça partieran de una situación ventajosa.

Faltará todavía que adecue su juego al de sus compañeros, que interiorice las singularidades del sistema azulgrana, que asuma su nuevo rol en el colectivo y que ajuste su puesta a punto después de una pretemporada marcada por el Mundial. Pero hoy por hoy, y por si mismo, Villa es ya una solución a muchos problemas del Barça, y por lo tanto, un activo muy valioso en la búsqueda del siempre necesario crecimiento futbolístico del equipo de Guardiola.

5 Comments
  • Moren
    Posted at 20:19h, 01 octubre

    Enlazo el excelente artículo de Javiculé publicado en el blog de Trouro Blaugrana, y aprovecho para agradecerle la referencia a EUMD.

    http://trouroblaugrana.blogspot.com/2010/09/el-entorno-del-deporte-rey_29.html

  • gaunes
    Posted at 10:10h, 02 octubre

    Muy buen post Moren. Ya tenía ganas de un análisis en condiciones del equipo de este año.

    ¿Crees posible que el actual sistema de Messi de 9 y Villa de extremo tendrá continuidad toda la temporada o ves posible que Guardiola rote de sistema arriba con Villa de 9 y Messi en banda, o esta segunda variantes solo será un recurso? La verdad es que con los jugadores que hay para la delantera hay un millón de combinaciones posibles.

    Por cierto, me está gustando el inicio de temporada de Bojan. Como ya se podía intuir, este año contará con muchos minutos para demostrar su valía y demostrar que es totalmente válido para el Barça.

    Un saludo!

  • Arbmas
    Posted at 12:27h, 02 octubre

    Muy bueno Moren, como siempre aqui. Tras el “fracaso” Ibra y que creo que en el Barça no termina de encajar ese tipo de 9, como Ibra o Kluivert… estoy pensando que es lo que dificulta tanto que no triunfen o no sean valorados estos jugadores, quizas que no hayan coincidido con grandes llegadores de segunda linea, o que sean jugadores demasiado estaticos, porque aunque tengan calidad les falta movilidad y son previsibles para las defensas… por esto ultimamente estoy pensando que tipo de delantero encajaria en el Barça, creo que tendria que ser bueno en el juego aereo ( pues bajitos ya tenemos) que sea capaz de jugar de espaldas y descargar balones, pero que tambien sea algo rapido y vaya bien en profundidad, mas dinamico y movil que el tipico 9 referencia, bueno tecnicamente y que sea capaz de adaptarse a extremo con Messi de falso 9, ademas podria entrar desde la banda contraria buscando la espalda de los defensores y rematar de cabeza como hace Bendtner en el Arsenal o Salinas con Cruyff, para dar un ejemplo de jugador con ese perfil diria Roy Makaay (nose ahora no se me ocurre ningun otro), Que opinas sobre esto Moren, crees que este el tipo de delantero que le va mejor al Barça??

    Actualmente hay delanteros como Vucinic, Higuian, Benzema que son parecidos a este rol y ya no hablemos de dos perlas como Castaignos y Lukaku de 17 años que tienen potencial para jugar asi.

  • Javiculé
    Posted at 19:56h, 02 octubre

    Gracias a tí por el elogio Moren, aunque exagerado en mi opinión.

    Sobre el post poco que añadir. Me encanta Villa en la izquierda, lo prefiero ahí antes que de 9, creo que es de esta forma donde puede alcanzar un techo mayor tanto para él como para el equipo.Pensaba que si el plan inicial era Messi de falso nueve ante una ausencia de éste se pasaría al guaje al centro, y como se dice en el post no ha sido así, y me alegro por ello.

    Creo que cuando se adapte del todo y ofrezca su mejor versión logrará superar el rendimiento de Henry 09′, porque está en un mejor momento de su carrera de lo que estaba tití en el que fue su último gran año y porque por sus propias condiciones y por el contexto que le va a ofrecer el colectivo va a desempeñar un rol incluso “cómodo” para él. Además es que incluso en días malos o cuando no juegue bien va a tener ocasiones claras, oportunidades de plantarse solo delante del portero…etc, y de ésas falla pocas. Por todo eso comentaba que es un rol ideal para él.

  • Los comienzos del Barça 2010-11 (III) Con Iniesta todo es más fácil | En un momento dado
    Posted at 18:52h, 12 octubre

    […] la constatación de que el nueve de Guardiola es Messi y la percepción de que se quiere a un Villa partiendo de la banda para recuperar la figura de aquel Thierry Henry de la temporada 2008-09, nos llevan a pensar que el […]