En un momento dado | Las dos caras de Guardiola y de Douglas Costa
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
14902
single,single-post,postid-14902,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Las dos caras de Guardiola y de Douglas Costa

Análisis del fichaje de Douglas Costa por el Bayern de Guardiola. La carrera como técnico de Josep Guardiola gravita entre dos tensiones. Por un lado está su evidente ambición creativa, y por el otro un no menos indiscutible pragmatismo competitivo. Desde que su primera temporada en un banquillo de élite eclosionara en un triplete sin paliativos, ambas fuerzas conviven en la trayectoria del entrenador catalán. A modo de curioso ejemplo, es ya una constante en su carrera la separación del curso en dos tramos: uno primero lleno de experimentación en el que da rienda suelta a su genial inventiva, y un segundo en el que tras pasar por el cedazo todo lo intentado, desecha lo que ofrece dudas para afrontar sobre seguro la lucha definitiva por los títulos. En ocasiones lo descartado, como aquella salida lavolpiana que en Barcelona nunca llegó a funcionar, solo se aparta temporalmente -mientras el resbalón pueda mandarle para casa-, y se recupera cuando el verano trae consigo una nueva oportunidad.

Quizá porque no fue en verano sino casi en Navidad, a las puertas de 2010 y con Robinho de protagonista, fue una de esas veces en que la piedra le ganó a la tijera. Lo del brasileño, entonces en el Manchester City, fueron más que rumores y su nombre sonó con insistencia para reforzar un ataque culé del que se había caído Henry y en el que Ibrahimovic seguía teniendo problemas. De hecho, además de sacarse de la chistera a Pedro, ese mismo mes de diciembre Pep empezó a utilizar el 1-4-2-3-1 para solucionar aquello, después de la visita a Riazor. Sumar un solucionador como Robinho a aquel contexto futbolístico problemático parecía tener todo el sentido del mundo, y sonaba tan estimulante como volvería a sonar al terminar la temporada. Su gen asociativo en el Barça de Xavi, lo que podría haber sido su sociedad en la izquierda con Andrés Iniesta, su inteligencia para compensar en el área una presumible falta de profundidad colectiva, su cambio de orientación para las carreras de Alves, su conexión entre líneas con Leo Messi… Pero aquel verano para Pep fue invierno, llegaron dos piezas mucho más concretas como Villa y Mascherano, y con ellos la segunda Champions del ciclo. El Guaje, a la postre quien ocupó la plaza a la que opositaba Robinho, era una solución tan simple como perfecta. Sumaba lo que faltaba.

 

    

Hay quienes hemos visto en la llegada de Douglas Costa a Múnich la reedición de aquella disyuntiva, con la singularidad de que en este caso el ex del Shakhtar es al mismo tiempo la solución idealista y la pragmática. Puede ser ambas respuestas dependiendo de la pregunta que le lance Guardiola. Douglas está lejos de la sensibilidad con el juego de un hiperestésico como Robinho, pero sabe fundirse con él, tiene juego y visión de conjunto. Sin ir más lejos, desde la derecha su cambio de orientación es un recurso eficaz para habilitar a sus compañeros después de reunir junto a su figura a varios contrarios. Pero también tiene el regate. Ese que en las alas del Bayern ha definido muchas cosas del juego muniqués desde hace más de un lustro. El de Robben y Ribéry para superar rivales desde una posición abierta a banda. El francés, sin embargo, arrastra dos temporadas con muchos problemas de lesiones y las alternativas que Pep tuvo en plantilla no respondieron en su lugar. Resulta más que significativo, en este caso, que tanto la ida como la vuelta de la eliminatoria que le enfrentó al Barça en Champions, el Bayern las afrontara sin extremo izquierdo como tal.

Necesitábamos un jugador con calidad en el uno contra uno“. Así recibió Guardiola a Douglas Costa a la llegada del brasileño a Alemania, y las declaraciones del técnico bien pueden servir de pista sobre cuál será la pregunta que le formule el catalán a su nuevo pupilo en el Bayern 2015-16. Desde la zona del extremo, es un futbolista con desborde, determinación y mentalidad de estrella capaz de compensar a un equipo que en ocasiones ha acusado falta de punch para traspasar la frontal cuando la tiene ganada. Sin Robben, su principalísima fuente de peligro, en el Camp Nou no supo traducir posesión en peligro. No se trata de un goleador, pero sí de un futbolista profundo, que con balón o sin él sale al encuentro del área o la línea de fondo y al que, como ha hecho con Robben, si de aprovechar su uno contra uno se trata, Guardiola potenciará. Como recambio para el holandés o solución en la izquierda, el Bayern se ha hecho con un futbolista de dos caras, y su entrenador, por lo que dice, parece que ya ha elegido.

Artículos relacionados:

Tags:
4 Comments
  • Halilović 10
    Posted at 23:38h, 24 julio

    Es verdad que les falto algo de pegada, quizas mas ultimo pase y regate que pegada porque Lewa y Muller son buenos bombarderos. Porque crees q no se ha adaptado Gotze al equipo?
    Douglas tampoco me parece un jugador elite, inferior a Robben, Gotze y Muller por ejemplo, y habra que ver su rendimiento en grandes partidos. Creo que la llegada de A. Vidal es mucho mas determinante y le dara un mayor salto cualitativo al Bayern, supongo que escribiras tambien sobre el.
    Por ahora parece que sera el ultimo año de Pep en Munich y por el momento diria que no ha triunfado como se esperaba, creeis que se ira al city el año proximo?

  • Iniesta10
    Posted at 11:19h, 25 julio

    A mi es que Guardiola me ha ido decepcionando año a año, temporada a temporada. Siento decirlo, porque en su primera como entrenador del Barça me entusiasmó, pero a partir de ahí, cada decisión me iba resultando más y más ininteligible., si admitiré su gran competitividad y su gran labor en el día a día, su dedicación fue, y es, extraordinaria, pero en la toma de decisiones más estructurales, esto es, en la elección de fichajes, acumuló muchos errores difícilmente explicables, tanto a nivel deportivo como económico, y tristemente estoy constatando que esto mismo le está pasando en el Bayern.

    Lo que hizo Guardiola en su primer año en el club (temporada 2008/2009) fue sencillamente asombroso. Nadie lo había conseguido jamás. Tremendo. Ese equipo que construyó el Barça era espectacular. ese tamdem Guardiola-Txiqui en el que consensuaban los refuerzos funcinó de maravilla. No todos salieron bien (como el caso de Hleb), pero la mayoría sí.

    Era lógico que después de ganar aquel sentido triplete, la voz de Pep pesara mucho más que en el verano anterior, y quizás por eso no se fichó bien en el verano de 2009. El fichaje de Ibra no tenía sentido si lo que se quería era la salida a toda costa de Eto’o, más sabiendo que Messi quería jugar por el centro. Tampoco tenía sentido encapricharse con Chigrinsky cuando Txiqui le estaba ofreciendo a un joven Vermaelen a buen precio y menor presión para el jugador. En mi opinión Pep adquirió un peso excesivo y la figura del Director Deportivo se volvió irrelevante.

    Tampoco comprendí que pudiendo haberse fichado a Robinho por 30 M€, se acabara fichando a Villa para jugar en banda por 40 M€, es una decisión difícil de entender porque se fichaba a un jugador de inferior calidad y menos desequilibrio a un precio superior. No es que Villa no encajara en el proyecto, que encajaba, pero para mi era claro que el techo era inferior con Villa que con Robinho. A Robi se le pudo tener antes (en el mercado de invierno) y a un precio inferior. Incomprensible.

    Tampoco comprendí como, sabiendo que Messi jugaba por el centro, porque no se realizó el fichaje de Ozil para jugar en banda derecha, un jugador que comprendía muy bien los espacios, y que le iba como anillo al dedo al juego culé, y que además podía utilizar en varias posiciones. Un fichaje atado por Rossell que Pep despreció, siendo un jugador joven y por tanto, muy amortizable.

    Tampoco entendía lo costosas que eran las renovaciones de contrato de Pep, cuando cualquier entrenador del mundo hubiera firmado enseguida poder entrenar a Leo Messi.

    No creo que toda la responsabilidad fuera de Pep, porque muchos de esas directivas no asumieron su responsabilidad y se la cargaron sobre las espaldas de Pep, Pero Pep no supo reconocer que no podía hacerlo todo, y la impresión que tengo es que no se fiaba de nadie y que no era fácil trabajar con él porque no se dejaba ayudar.

    Y creo que al Bayern llegó en mal momento porque el equipo germano era un equipazo, campeón del triplete creo, y el llegó para cambiarlo todo de arriba abajo, porque en el fondo Pep quiere que el Bayern sea el Barça, y eso no es posible, la idiosincrasia es distinta. Hay grandes jugadores que no le entienden, como Müller, Gotze, o Kroos, que tomó la decisión de irse de Pep. Y ojo, que esos jugadores son de perfil Guardiola en muchos aspectos, pero no se entienden.

    Actualmente, creo que vender a Sweini para fichar a Arturo Vidal es un simple cambio de cromos, y que Douglas Costa tiene menos nivel que Riberý y/o Robben. Creo que Pep finalizará su contrato con el equipo alemán y se irá sin pena ni gloria.

    Es una pena y me entristece, pero así lo veo yo.

    • Halilović 10
      Posted at 12:15h, 25 julio

      En gran parte estoy de acuerdo contigo, menos en lo de algun fichaje (diria q Villa e Ibrahimovic fueron mas del club que suyo), a mi tambien me da la impresion de que se pasa, de que prueba tantas cosas que sus jugadores se acaban hartando, en vez de buscar su maximo rendimiento busca que den lo maximo dentro de sus ideas o algo asi no se, el Bayern de Heynckes quiza necesitaba pocos retoques o almenos no tantos, que los grandes craks de ese equipo esten molestos es bastante significativo. Aparte los jugadores del Barça tambien terminaron cansados de el, y aun habiendo ganado mucho antes que si no quien sabe…

      • Halilović 10
        Posted at 13:20h, 25 julio

        Dicho todo esto, este año arrasan y se llevan su triplete XD lo no tan bueno no tapa lo bueno