En un momento dado | David Silva en la frontal del área
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
23351
single,single-post,postid-23351,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
MANCHESTER, ENGLAND - SEPTEMBER 26: David Silva of Manchester City in action during the UEFA Champions League group F match between Manchester City and Shakhtar Donetsk at Etihad Stadium on September 26, 2017 in Manchester, United Kingdom. (Photo by Matthew Lewis/Getty Images)

David Silva en la frontal del área

David Silva es el máximo asistente en el arranque de la Premier League, y en las últimas tres jornadas suma hasta cuatro pases de gol. En los equipos de Pep Guardiola, siempre cabe mirar primero al centro del campo, bien sea hacia los jugadores que de forma más fija lo ocupan como hacia a aquellos que por invitación de la pizarra aparecen en él. Es donde el libreto del de Santpedor busca identidad y ventajas, y donde le gustaría poner tantas fuerzas como el equilibrio le permita. Donde se juega su ataque y su defensa. Después de un primer año de aterrizaje irregular y trayectoria ondulante, la línea citizen en cuanto a juego y, sobre todo, resultados, parece haberse asentado en dinámica positiva. Es junto al United el equipo menos goleado del campeonato inglés, y con un tanto más a su favor que los de Mourinho, el que más dianas ha celebrado. Sus problemas en área propia se han suavizado desde un mayor control posicional de las segundas jugadas y el paso al frente individual de piezas de refuerzo, mientras que cerca de la portería rival, a un mayor punto de suerte y acerto se le ha sumado lo que quizá más le faltó el curso anterior: la claridad. Resulta imprescindible, en este momento, hacer mención a la figura de David Silva, centrocampista de más pausa de cuantos componen la paleta de opciones de Guardiola, y a quien, recientemente, el técnico está dirigiendo más decididamente al balcón del área.

Ya en el inicio de la andadura del entrenador catalán en tierras inglesas, la versión más fluída de su Manchester City tuvo en Silva y De Bruyne a dos interiores realizando labores de mediapuntas despegados de su mediocentro. Ahora, después de un inicio de temporada en el que el canario recuperó un peso notable en la base y el inicio del juego, los avances del equipo con un la salida de tres, las mejoras en los laterales y la nueva influencia retrasada de De Bruyne, vuelven a dibujar a un David Silva de recorrido acotado, rector en la corona del área y encargado de limpiar la zona que, con menos espacios y más piernas rivales, normalmente más se ensucia. Los delanteros skyblue no están chutando más, pero lo están haciendo en mejores condiciones. Para que Silva pueda circunscribir su efecto en la frontal del área rival, se ha comentado, Guardiola últimamente ha apostado por que el interior que más veces intervenga cerca de Fernandinho sea Kevin De Bruyne, un futbolista más vertical y con cinco años menos que el canario, y que, por lo tanto, goza de una capacidad rítmica más alta y de un recorrido mayor que le permite alcanzar zonas igualmente adelantadas incluso iniciando más abajo. Ocupando, en las últimas fechas, David Silva el perfil izquierdo, el otro abrigo que recibe el canario para enfocarse a la corona está relacionado con la configuración de un carril zurdo ahora obligado a cambiar debido a la lesión de larga duración de Benjamin Mendy.

El lateral francés, con feliz velocidad, se había convertido en la prolongación exterior de los efectos de Silva en los últimos metros, esto es, en una pieza que desde la banda podía aclarar las situaciones de definición. Además, su lectura del pase atrás, orientado hacia el interior de su mismo lado, ejercía de puerta abierta para que el canario pudiera recibir el balón mirando de frente a la portería contraria y a una altura cercana a ella, a la manera de aquella conexión sempiterna que tejieron Dani Alves y Xavi en el carril derecho de la obra cumbre de Guardiola. Ante la baja del ex del Mónaco y la ausencia en plantilla de un lateral homologable al galo, en su lugar, la pieza a la que por sorpresa ha señalado el de Santpedor ha sido Delph. Centrocampista y de muy escasa contribución la temporada pasada -3 titularidades en todo el año-, Pep lo viene utilizando a la manera de los lateriores de la anterior campaña, esto es, empezando a la izquierda de la defensa y terminando, por dentro, a la izquierda del pivote. Una superioridad interior que aúpa a David Silva y que deja libre el carril. Para ocuparlo, Guardiola ha acompañado el movimiento con un nuevo status para Sané, quien hasta el partido en que se lesionó Mendy sumaba una única titularidad, y quien desde entonces no ha salido del once. Suyo es ahora el cometido de abrir el costado generando espacios a Silva, y suya es la bota que, devolviendo el cuero hacia atrás, encuentra al canario de cara. Mirando hacia donde él ve con más luz que el resto.

Artículos relacionados: 

 

– Foto: Matthew Lewis/Getty Images

Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.