En un momento dado | Sobre el ánimo, las dudas y el fuego
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
13599
single,single-post,postid-13599,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Sobre el ánimo, las dudas y el fuego

Messi_IscoEl clásico de la primera vuelta, no sólo supuso la primera derrota liguera del Barça de Luis Enrique sino también su primer renuncio. La cara que el equipo había mostrado hasta la fecha, corría serio peligro de quedarse corta ante un Madrid subido a la ola, y sin tiempo para construir alternativas optó por disfrazar de depredador a la presa. Echó mano de un Xavi Hernández por entonces poco menos que defenestrado, utilizado en escenarios muy concretos o para darle rotación a los titulares de la Champions, lo juntó con Messi y le acercó a Iniesta para que el cuarteto que los tres forman con Busquets le diera al Barça de 2014 aspecto de 2010. Era un engaño, porque el conjunto catalán ya no es eso, pero a punto estuvo de resultarle. De inicio fue a por el balón, se lo escondió a un Madrid al que le cuesta recuperarlo y se adelantó merced a un gol de Neymar. El plan habría salido a pedir de boca si en el minuto 22 Messi hubiese mandado el balón sólo unos centímetros más a la derecha, pero tras el error del argentino el partido reveló que la ventaja culé había llegado demasiado pronto para sus intereses. Por detrás en el marcador y la necesidad de irse arriba, el Madrid ganó en agresividad y no tardó en darse cuenta que aquel Barça era mentira. No era el de 2010, sino el de 2014 disfrazado. Una falsa coral.

Más de treinta partidos oficiales ha disputado el F.C.Barcelona desde entonces, y aunque volverá a comparecer líder con un punto de ventaja respecto a los blancos en la clasificación, la previa ha cambiado. El momento de confianza de los futbolistas azulgranas es mayor, su plan, aunque imperfecto, es reconocible, y montado a lomos de sus tres delanteros condiciona los partidos desde la amenaza. Puede ganar a cualquiera aunque no tenga el control prácticamente nunca. Con Messi como estandarte, ha ido construyendo alrededor del 10 una estructura que permite lanzarlo. Los movimientos de Rakitic y Suárez compensando la posición de Leo, la salida con Dani Alves, la aportación de Neymar en el lado débil…algunos de estos mecanismos se han ido cayendo en las últimas semanas, y aunque su pérdida ha empobrecido su propuesta futbolística, no ha hecho mella en su ánimo, que, a fin de cuentas, es su principal motor. Esta vez no habrá cambio brusco. Luis Enrique no siente que su equipo sea inferior y no tocará nada que haga pensar a sus futbolistas que sí lo son. Aunque tenga que mentirles. El estado de ánimo de su equipo y del rival será su gran aval el domingo. El disfraz lo llevan puesto.

Porque, futbolísticamente y en plenitud, el Real Madrid de Ancellotti es quien mejor puede castigar a los blaugranas. Acumula talento individual de referencia absoluta, capacidad para discutirle la pelota, recursos de peso en campo rival y algunas de las piezas defensivas que más pueden igualarse al inalcanzable nivel del tridente de ataque del Barça. Puestos a intercambiar golpes, ningún oponente tendrá a Pepe y Sergio Ramos como protección. Con la pelota, Isco, Modric o Kroos parten en ventaja táctica para imponerse a una medular local que ni controla con el cuero ni, salvo Mascherano, es diferencial sin él. Sí mejorará, no obstante, el escenario para los catalanes en la línea más retrasada. A la espera de ver qué sucede con las previsibles internadas de Marcelo por el carril que la ausencia de un hombre en banda derecha dejará libre, se prevé que con la entrada de Mathieu en el centro de la zaga el Barça salga ganando. De un tiempo a esta parte, el emparejamiento de Benzema con Mascherano en el corazón del área, ha sido un punto claro en favor de los blancos a la hora de decantar las batallas. Karim nunca se ha parecido más a Aduriz que jugando contra el Jefecito, y el Madrid de los últimos tiempos nunca ha abusado tanto de cargar zona de remate como cuando se ha enfrentado a él. Mathieu, ahí, es un salto considerable que además permitirá pluriemplear al mediocentro argentino por delante de la línea de cuatro.

No ha sido Benzema el único en volcarse sobre el punto de penalti en los últimos clásicos, pues Cristiano Ronaldo, en una tendencia que ya parece evolución, cada vez asoma menos por banda y más en zonas centradas. Aunque este comportamiento lo acerca al remate y en los últimos precedentes ha posibilitado a Benzema el duelo 1×1 contra su par, para un Barça con Mathieu no es malo, pues le permite a Piqué enfrentar un escenario defensivo mucho más acorde a sus virtudes que la desprotección de las salidas a banda. También puede dar la oportunidad a Dani Alves de equilibrar ese conflictivo costado derecho de la defensa del Barça.

Si el encuentro se juega en la pizarra, decimos, las blancas, nunca mejor dicho, las tiene Ancelotti, pero el Madrid no se viene mostrando seguro y, de hecho, llega al partido con un punto de confianza por debajo del de su rival. Ninguno como el Barça de Luis Enrique y Messi para hacerlo pesar en contra. El cuadro merengue, últimamente, ha dudado de su sistema, vive aterrado por su propio guardameta y, pese a los importantísimos regresos de Modric y Sergio Ramos, todavía no ha recompuesto lo que sin ellos se ha desprendido. Si el choque se juega en el ánimo, la ventaja es para Lucho y Leo. El azulgrana es un conjunto construido con la intimidación como condicionante, tiene de máxima figura a la pesadilla blanca y ya vimos hace escasos días el momento de forma que atraviesa el susodicho. Con Luis Suárez fijando a los centrales y Neymar retando a Carvajal, Messi tendrá en el lado de Isco y en la zona de Toni Kroos una parcela aparentemente cómoda en la que recibir y hacer juego. Previsiblemente Marcelo será llamado a defender lejos del lateral izquierdo, lo cual supondrá una inmejorable ocasión para ver lo que puede dar de sí la compensación de Rakitic en ese espacio.

El croata tiene todos los números para ser de la partida, pero debemos apuntar en este punto final una de las pocas posibilidades de cambio en el once local. Ya hemos visto como en determinados escenarios, el técnico asturiano ha buscado ganar control y, sobre todo, minimizar las contras adversas con la presencia de Rafinha en el sector de Alves y Messi. Ante el escaso robo de la medular blanca es una sugerente invitación que sin Busquets el Barça puede explorar, también, con el propio Leo o con una versión de Andrés Iniesta similar a la vista el miércoles en asociación con Neymar. Otro de los que no suele faltar a las grandes citas.

Tags:
4 Comments
  • Dude
    Posted at 09:47h, 20 marzo

    Grandísimo artículo. Enhorabuena. Tengo la sensación de que Suárez se la va a liar al Madrid. Veo un escenario propicio para él. Con el tipo de centrocampistas del Madrid veo claro que Leo va a poder correr a su espalda y Pepe o Ramos tendrán que saltar a por él. Ahí Suárez al espacio puede poner en muchas dudas a la defensa del Madrid.

  • Sinbalón
    Posted at 18:00h, 20 marzo

    No estoy de acuerdo en que el Barcelona haya ido olvidando mecanismos en estas últimas semanas. En mi opinión, el equipo se ha arrodillado ante el virtuosismo de un Leo Messi desatado, lo que demuestra astucia e inteligencia porque ante este Messi más vale olvidar sistemas y automatismos. Este Clásico será lo que Leo Messi quiera que sea. Me ha encantado que recordarás ese minuto 22 en el Santiago Bernabéu…¿Qué hubiera pasado si Messi hubiese estado más acertado?

  • juan
    Posted at 21:47h, 20 marzo

    muy buena previa, pero me sorprende q estés tan seguro de q el Madrid le va ha salir a jugar al barza de tu a tu,igual de seguros están varios periodistas en sus análisis, no es q diga q no lo va ha hacer pero yo pondría unas fichitas a q utilizara ese repliegue con el q salió ante el Bayern o ante el mismo barza en la final de la copa pasada, no te imaginas ese escenario?

  • FELIX DAVID GORDILLO RAMIREZ
    Posted at 09:43h, 23 marzo

    me parece la mejor lectura del partido k he leido y eso k la hiciste antes del partido, la realidad no se alejo mucho de lo k imaginabas