En un momento dado | Sin poder entrar. Sin poder salir
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
16904
single,single-post,postid-16904,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Arda_Turan_Malaga copia

Sin poder entrar. Sin poder salir

Aún pudiendo estar apercibidos de lo que estaría en frente, aún sabiendo que el Málaga y Javi Gracia han sido siempre un hueso muy duro de roer para este Barça pese a su escasez de recursos, aún con todo, el primer tiempo blaquiazul resultó impactante. Los locales se fueron al descanso con un empate a uno que para nada reflejaba lo que habían sido unos primeros 45 minutos en los que llevaron la iniciativa en cada una de las fases que albergó el encuentro, pudiendo haber abierto brecha en el área de Claudio Bravo y con la única mácula en la de Kameni del tempranero gol de Munir El Haddadi. A la hora de pensar este Málaga-Barça, en la previa se entremezclaban, por un lado, los precedentes entre ambos conjuntos, y por el otro, la trayectoria del equipo de Javi Gracia durante las últimas semanas. Es decir, las hipótesis navegaban entre la excelente defensa en campo propio que ya antes había cortocircuito al funcionamiento culé, y las líneas adelantadas que vienen definiendo los últimos planteamientos malaguistas. En realidad, los locales dispusieron de ambas cosas, redondeando un plan que otrora fue excelente y que el sábado pareció perfecto.

Ni un solo pase fue capaz de filtrar el Barça en la frontal del área del Málaga durante el primer tiempo.

Ni un solo pase fue capaz de filtrar el Barça en la frontal del área del Málaga durante el primer tiempo. (vía Squawka)

Al Málaga, por presionar arriba, no le faltó nada de lo que viene ofreciendo ante los azulgranas. En campo propio la diagonal de Messi, que mantenía sus opciones con la entrada de Munir donde Neymar para seguir contando con un factor de profundidad en la punta izquierda, estuvo tapada, y también cualquier incursión del balón en la mediapunta. El acceso a espaldas de Camacho y Recio estuvo absolutamente vetado para un ataque posicional culé al que sí se le permitía, en cambio, mover el cuero por los lados y de frente al mediocampo, en un circuito en forma de U con balón pero sin peligro. Pese a juntar en mediocampo a Arda, Iniesta y Busquets, y tener en el once a dos consumados especialistas a la hora de ganar esta zona como son Suárez y Messi, durante el primer tiempo el Barça no fue capaz de filtrar ni un solo pase hacia la frontal del Málaga, y una vez que Leo logró coronarla, la acción terminó en doble ocasión de gol para el argentino y Munir.

El Málaga permitía al Barça tocar por delante y a los lados del mediocampo, pero cerraba cualquier vía de acceso a la mediapunta.

El Málaga permitía al Barça tocar por delante y a los lados del mediocampo, pero cerraba cualquier vía de acceso a la mediapunta.

Pero esto hasta cierto punto lo conocíamos. La novedad respecto a otros enfrentamientos entre estos dos equipos fue la adelantadísima presión que planteó el Málaga desde el inicio. En el actual curso ya hemos visto al Barça superar acosos que persiguen el robo, y esta fase del juego en concreto ha vivido una evolución durante los últimos meses, pero en esta ocasión se juntó que el rival más que pretender el robo forzó la pérdida, y que al circuito de salida habitual le faltaban varias de sus piezas más importantes. Lo primero es un hecho importante, pues ante adversarios que meten el pie, los futbolistas azulgranas son muy capaces de esquivar el envite y dirigir el cuero por una vía alternativa, pero precisamente esto es lo que defendió el conjunto de Javi Gracia, las salidas más que el balón, de modo que, ahogados, los catalanes se acercaran al fallo. En cuanto a lo segundo, no solo fueron ausencias como las de Alves, Piqué o Jordi Alba, sino también actuaciones desacertadas en el pase por parte de sus reemplazos o la cuestión de lo poco que suele participar Arda Turan siendo interior en el inicio de la jugada. El primer tiempo del turco contribuyó a que la salida de emergencia, esa que conecta directamente al lateral con el extremo para que el segundo gane metros desde el desborde, fuera poco habilitada en la derecha ya que a Messi le faltaron sus dos conectores más habituales. Por su parte en la izquierda, ni Adriano conectaba ni Munir, en el caso hipotético de que el brasileño lo hubiese hecho, no ofrecería las prestaciones de Neymar tampoco en este aspecto del juego.

Tema ineludible a la hora de abordar la forma cómo los locales desactivaron el juego del F.C.Barcelona, su presión adelantada se convirtió, también, en la primera piedra de la ofensiva malaguista. Charles y Cop no tienen ni la rapidez ni la autosuficiencia de Amrabat como para que su equipo se valga de ellos para salir siendo islas, y la presencia ofensiva de Aleix Vidal cuando los catalanes tuvieran la pelota iba a arrastrar a Chory Castro en el retorno. Ganar metros, pues, habría resultado muy costoso para los de Javi Gracia, de modo que el Málaga procuró que sus ataques empezaran ya muy arriba. Incluso recuperando abajo, en su línea defensiva y cerca de Kameni, la continuación era una entrega en largo para los centrales del Barça que no era si no un regalo envenenado. Con ello los locales esquivaban la posible presión que ejerciera el adversario sobre su fase de construcción y situaban el cuero allá donde querían poner en marcha la suya, lejos de su guardameta y con muchos futbolistas participando en ella. Con Weligton y Camacho cerrando una réplica también directa con Luis Suárez como destino, toda imprecisión en corto del Barça se convertía en una opción de ataque para los andaluces que esquivaba las posibles dificultades para ganar metros. Los errores en el pase de los culés fueron la salida desde atrás del Málaga, y contagiaron de un clima al encuentro que logró sacar del mismo a varios azulgranas.

La presión malaguista no buscó el robo, sino encerrar al pasador y forzar la pérdida.

La presión malaguista no buscó el robo, sino encerrar al pasador y forzar la pérdida.

Por ejemplo Vermaelen, al que ciertamente Adriano ayudó poco, fue ampliamente superado por Charles incluso en zonas lejanas a la portería en las que a priori no existía peligro real. De cara al segundo tiempo, era esperable un descenso en la capacidad física malaguista que redujera el impacto de su presión, pero convenía cerrar esta caudalosa fuga de agua, por lo que en la reanudación el belga dejó su plaza a un Mathieu más preparado para el vaivén, las carreras y los espacios abiertos. Además de estos dos factores, Luis Enrique tomó cartas en el asunto con el objetivo de subsanar los problemas en el inicio de la jugada que tanto habían castigado en la primera mitad. A la presencia de Busquets entre centrales, que no solo incorporó una pieza más en el primer peldaño sino que favoreció la orientación de los pases hacia zonas más seguras, se le sumó la entrada al campo de Rakitic en la posición de Arda Turan.

El croata, además de ser un interior con bastante más presencia que el turco en los estadios iniciales de la jugada, evidenció que hoy por hoy todavía posee un conocimiento mayor de lo que sucede a su alrededor en el equipo y que su entendimiento con el sistema aún no lo tiene el turco. Facilitó las recepciones de Messi, aseguró las subidas de Aleix por la banda y junto al lateral y a Luis Suárez aprovechó la espalda de Miguel Torres que, encimando a Leo, ya había dado origen a la jugada del primer gol. Tampoco se resignó Javi Gracia a ver cómo su oponente recuperaba las constantes y los suyos desfallecían, de modo que, ante la dificultad para seguir recuperando arriba, movió sus piezas con tal de, ahora sí, poder alcanzar esa altura del juego desde la pelota. En lugar de estirando desde arriba, empujando desee atrás. Fornals y Duda donde antes habían estado Recio y Camacho, y Santa Cruz para aprovecharlo, dieron una vuelta de tuerca al plan para que el Málaga no le perdiera en ningún momento la cara un choque que hizo méritos para ganar, que por momentos pareció que empataría que y finalmente le fue arrebatado por el equipo de Leo Messi.

7 Comments
  • Adrián
    Posted at 02:23h, 25 enero

    Durante la primera parte del partido, la aportación en defensa de Arda fue nula completamente. Sus posiciones en el campo sólo tenían sentido en ataque e incluso se salía de su zona de interior derecho , aprovechando muy fácil por esa banda el Málaga para atacar. Estaba muy desentendido de cualquier acción defensiva y se descolgaba cuando el Málaga subía líneas en busca de ocasiones de gol. ¿Tendría sentido que se quisiese dejar a tres jugadores arriba, con Munir bajando a presionar y defender ? No sé si me explico.

  • dribleador
    Posted at 15:00h, 25 enero

    La comparación Turan – Rakitic es al momento muy desfavorable para Arda. Rakitic se ha visto obligado a ganarse la vida con trabajo a destajo en defensa. No es rápido pero si técnico y con una gran capacidad paar el esfuerzo,de extremada inteligencia para leer el partido. Arda exquisito con la pelota, no gusta nada de defender y es eso su debe. Veremos como resuelve su participacion Lucho. Nos puede ser de gran utilidad pero algo quedó claro: su 1er tiempo vs. Málaga fué insuficiente. Albert nos explica la salida de pelota de atrás del Málaga: exactamente eso debió hacer Bravo para darle respiro al equipo.

  • Morén
    Posted at 16:41h, 25 enero

    @ Adrián y @dribleador

    Yo pienso que seguramente a Luis Enrique le sorprendiera el planteamiento de Javi Gracia y que esperaba un rival más replegado y similar a lo que había sido otras veces el Málaga ante el Barça (yo también, sinceramente). Pensando en ese posible escenario creo que entra Arda en el mediocampo junto a Busquets e Iniesta, para juntar a los tres centrocampistas que más posibilidades tenían para desnivelar frente a un repliegue y con pocos espacios.

    @dribleador

    También es verdad que donde el Barça tenía a Sergio Busquets, que virtudes tiene miles pero no es el juego aéreo una de ellas, el Málaga tiene quizás al mediocentro de la Liga que mejor defiende por arriba los envíos directos como es Camacho (ahí ahí con Krhin, opino).

    • dribleador
      Posted at 15:06h, 26 enero

      el lanzamiento largo del golero Bravo hubiera sido muy importante pese Camacho. Vamos que es el Barcelona tratando de recuperar arriba la pelota, no? a un Málaga crecido y en racha. Pienso que es posible como apuntas, Lucho esperase un Málaga mas retrasado y le dijera a Bravo de sacar la pelota jugada pero Iniesta el capitan a traves de Lucho o alguien debiera haberle hecho llegar a Bravo de que era el momento de bombear lejos del área y no seguir favoreciendo el acoso febril con pases que del punto de vista futbolístico eran imposibles de dar a compañeros encerrados en su area.

      • dribleador
        Posted at 15:24h, 26 enero

        Ni sisquiera Ter Stegen con su técnica hubiese podido salir con éxito en la maniobra y cambiar al envío largo. Celos del chileno? bueno ya entramos a opinar como en esos programas televisivos. pero lo digo en serio.

  • Adrián
    Posted at 22:16h, 25 enero

    Entiendo. Entonces ,pudiendo ser una malinterpretación del Barcelona en el primer tiempo sobre el juego del Málaga, ¿ pudo la función de Arda desencadenar además de otras cosas, la poca participación de Messi durante los primeros 45 minutos? En el partido pareció como si Busquets tuviera que estar atento a la posición de su derecha en el campo para defender, además de que también pareció que se le dificultó a Aleix Vidal el avance por carril derecho y amarrado como lateral, Messi estuvo muy solo por su zona de extremo y muy marcado también.

    • Morén
      Posted at 01:52h, 26 enero

      Yo lo achaco en gran parte a esto, sí.