En un momento dado | FCB 2016-17 | Las tres carpetas de Robert Fernández
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
17254
single,single-post,postid-17254,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
A Kerndocumenten copia

FCB 2016-17 | Las tres carpetas de Robert Fernández

Después de dos veranos condicionados por la sanción de la FIFA, en el próximo, el F.C.Barcelona podrá encarar la ejecución de su planificación deportiva desde una aparente mayor normalidad. El proyecto de Luis Enrique en el banquillo azulgrana vive su segunda temporada, lo hace con buen tono, sin urgencias y en buena disposición para la pelea final por los títulos. Si el último tramo del curso resulta más o menos exitoso dependerá en gran medida de la calidad y acierto de los barcelonistas, del que tengan sus rivales y, como siempre, de ese apartado reservado a los detalles que no pocas veces han terminado decantando la balanza. Una ausencia demasiado trascendente, una decisión arbitral, la buena o mala fortuna, un resultado inmerecido o, simplemente, un mal día, cambiarán el regusto y el sentir del mes de mayo, pero no deberían alterar sustancialmente la valoración de lo que ha sido y es el equipo, ni de las necesidades que se deben satisfacer.

Por eso en En un momento dado cada año tenemos por costumbre abordar el futuro del equipo por estas fechas, antes del rush final, para que lo que termine pesando en el análisis sea lo acontecido desde agosto y no lo circunstancial del ansiado triunfo final. Lo haremos, como es costumbre, con una serie de artículos publicados a lo largo de esta semana y al inicio de la próxima, en los que ir desgranando los que, a nuestro parecer, son los aspectos más relevantes a la hora de pensar el Barça 2016-17, entendiendo que la actual plantilla no requiere grandes reformas que le permitan seguir compitiendo, y aprovechando esta circunstancia para comprobar si lo excepcional de los últimos mercados de fichajes ha tenido consecuencias que deban corregirse. En esa misma línea, valiéndonos de la tranquilidad que ofrece el buen tono actual del equipo, trataremos de mirar un poco más allá, y por este motivo el presente artículo introductorio se estructurará a partir de tres tiempos, tres carpetas que sobre la mesa de la secretaría blaugrana hablarían de tres tiempos distintos de planteamientos, objetivos y necesidades.

Empezando por el final, la carpeta del largo plazo no toca abrirla todavía pero conviene no archivarla muy lejos. Habrá que recuperarla cuando alguna de las piezas más determinantes, las que hoy marcan la forma de jugar y el encaje colectivo, deban ser reemplazadas, no por piezas equivalentes, sino por intervenciones más profundas. Porque no hay dos jugadores idénticos y con sólo un cambio de uno de esos futbolistas troncales cambian muchas más cosas. Intervenciones como la que ocupó el vacío de Xavi Hernández con Neymar y Luis Suárez. Cuando sea al uruguayo a quien deba reemplazarse, ¿se volverá de nuevo al mismo origen? ¿Y cuando se haga efectivo el trasvase de Messi a Neymar? ¿Con qué tipo de compañeros será más indicado vestir al brasileño? Tratándose de cuestiones que no deberán ser abordadas de forma inmediata, no se tratarán en la serie que con este texto iniciamos, pero es una carpeta que ir reabriendo de vez en cuando para no olvidarla e ir teniendo presentes todos los preparativos.

Aparcada ésta, la primera carpeta a tratar será la del corto plazo, la más inmediata, la que tiene que ver con el análisis más enfocado al presente del equipo. Es la que contiene aquellas cuestiones que de poder volver al inicio de campaña se intentarían resolver, pues durante el curso, con más o menos peso, han constado. Son las dos en las que nos centraremos mañana y el jueves, y tratarán sobre el puesto de reserva en el lateral izquierdo y sobre el de cuarto delantero. Ambos, en algún momento de la temporada, han sido una necesidad y en ninguno ha habido una opción que desde la plantilla la satisficiera de manera clara. En cuanto al lateral, si bien el titular ha experimentado un importante crecimiento, Adriano, su teórico recambio, ha acusado un descenso pronunciado de rendimiento, hasta el punto de haber perdido su estatus de segunda opción en favor de Jérémy Mathieu. Sucede que el francés, que como tercer central ha vuelto a responder, actuando en la banda ha tenido bastantes más problemas tanto desde la estricta aportación individual como a la hora de reproducir los movimientos y permitir los automatismos que el resto del equipo espera del puesto. Debido a la salida de Alejandro Grimaldo en invierno, y dado que hasta el momento Luis Enrique no se ha mostrado muy partidario de experimentar con alguna de las alternativas que puede esconder la plantilla, la opción de un refuerzo externo parece la más viable. En cuanto al delantero, el jueves hablaremos de ello con más detenimiento.

Por último, sobre la mesa está también la carpeta del medio plazo, la que nos recuerda que la próxima será ya la tercera temporada del actual proyecto y la dilatada hoja de servicios de varias de sus piezas claves. Del teórico once de gala culé, únicamente Neymar y en Champions Ter Stegen están por debajo de los 26 años. Bravo, Mascherano, Mathieu, Alves e Iniesta superan la treintena, Piqué, Messi, Suárez y Arda Turan la rondan, y no la tienen muy lejos tanto Rakitic como Sergio Busquets. Una de las claves de la concatenación de ciclos desde el de Rijkaard al actual, fue que los proyectos que terminaban contaron con piezas importantes capaces de seguir siéndolo también en el ciclo posterior. Valdés, Xavi, Iniesta, Touré Messi o Eto’o del de Frank al de Guardiola, o Alves, Piqué, Mascherano, Busquets, Iniesta o Leo del grupo que levantó la Champions en 2011 al que lo hizo el año pasado en Berlín. ¿Cuántos de los más importantes protagonistas de este Barça lo seguirán siendo del próximo? Con tal de encadenarlos y sin demasiadas necesidades urgentes de cara al verano, puede ser un buen momento para valorar la incorporación de un par de futbolistas capaces de sumarse a los inmediatos pasos del Barça de la MSN y, desde él, poder sobrevivirle.

No es fácil. Primero porque para ser como mínimo tan importante en este Barça como los que ya están, es necesario un nivel muy alto, y segundo porque no quedan demasiadas puertas abiertas por las que entrar. Una podía ser el lateral derecho, y en él ya actuó el año pasado el club incorporando a Aleix Vidal. El catalán fichó como recambio de un Dani Alves al que ya se daba por perdido, por lo que aun saliendo el brasileño a final de temporada es de esperar que la demarcación quede cubierta con Aleix y el redescubierto Sergi Roberto. En cuanto al resto, con la MSN lógicamente inamovible y unas cuantas posiciones más con dueño fijo, a comienzos de la próxima semana analizaremos los dos espacios en los que de forma más clara podría acometerse este tipo de movimiento, síntesis entre el rendimiento inmediato y la previsión a medio plazo.

Tags:
8 Comments
  • vi23
    Posted at 10:16h, 22 marzo

    Buen análisis. Concuerdo mucho en que harían falta más ‘futuros pilares’ que anduviesen sobre los 22-24 años. Hoy Sergi Roberto es lo más parecido, pero no me lo imagino jugando ese papel tan central en ningún proyecto futuro. Buen jugador de plantilla para cualquier proyecto pero no tiene pinta de llegar al nivel de Xavi, Iniesta, Busquets, Alves o Piqué (ya no digamos Messi, claro). La otra opción es Rafinha, este sí podría llegar al nivel. Pena de la lesión.

    Un central joven con pinta de crack vendría muy bien (lo que fue Varane los últimos años en el Real)

    • JA
      Posted at 12:40h, 22 marzo

      @vi23

      Concuerdo contigo en que una de las posiciones que requerirá un refuerzo con opciones de ser titular a medio plazo es la de central izquierdo. No obstante, hablando de la posición de central, no solo pienso en el rol de central corrector con proyección como reemplazo de Mascherano. Sino también en el central posicional para cubrir cualquier eventualidad de Piqué si Vermaelen no continúa. En este caso, ¿Laporte un mejor proyecto de dos en uno que Marquinhos, no?

  • Javi
    Posted at 13:49h, 22 marzo

    ¿Se puede hacer una planificación a medio/largo plazo en el fútbol actual? ¿Cuando hay 8 equipos dispuestos a pagar una morterada por cualquier jugador que que considere que no juega lo suficiente en Barça o Madrid? El último caso que parece que estamos viviendo, el de Ter Stegen.

    Nuevos retos para los clubes de fútbol y sus secretarías técnicas.
    Estaremos pendientes de tu planificación.

  • Krustuu
    Posted at 14:02h, 22 marzo

    Yo veo claras las ventas: Adriano,Mathieu,Vermaelen,Sandro. Y gastarnos el dinero Laporte, Mustafi/Musacchio, Adrián Marín y Denis Suárez.

  • Morén
    Posted at 16:32h, 22 marzo

    @ Javi

    Yo creo que precisamente por eso es más necesario que nunca. Tal y como pinta el panorama con tantos clubs con mucha capacidad económica, lo que se me hace difícil de imaginar es poder sustituir 5,6 o 7 piezas de golpe cuando el proyecto se agote (además que eso seguramente haga la transición bastante más arriesgada). No se trata de incorporar piezas importantes para que no jueguen, sino de añadir la variable de la edad y tenerla presente desde este punto de vista a la hora de intervenir en determinadas decisiones de plantilla. El caso de la portería puede ser un buen ejemplo, pues si llegado un hipotético escenario en el que forzosamente se debiera decantar hacia uno u otro, seguramente la decisión sería distinta de tenerse en cuenta o no esa variable de la mirada a medio plazo. Pero como digo, la idea no es “guardarse” jugadores para dentro de tres años, sino pensar en determinadas piezas que sean importantes hoy y a la vez puedan seguir siéndolo entonces.

  • Javi__J
    Posted at 10:22h, 23 marzo

    @Javi, Morén

    A mi me parece importantísimo el dato de la edad media del equipo hoy día. No ya por posibles caídas en el rendimiento, lesiones, etc., sino por el efecto viciado que puede producir.
    Cruyff decía que le parecía importante mezclar jóvenes con veteranos, dar oportunidad a canteranos de vez en cuando para “contagiar” su ilusión.

  • Gordillo
    Posted at 14:15h, 23 marzo

    Ayer ya te comenté por twitter la opción de kennedy, pero teniendo en cuenta que es muy caro me gustaría saber tu opinión sobre a.menendez del sporting ya que esta jugando ahí a pesar de ser”interior” y que LE estará cansado de verlo ya que dice que ve todo los partidos del sporting y tiene 24 años

  • George Best the best
    Posted at 13:07h, 31 marzo

    Alex Menéndez no tiene nivel Barsa ni por asomo, no es ni ha sido titular en el Sporting nunca y tiene un nivel para primera justito. Es muy rápido y con nervio jugando, pero no defiende bien y es muy alocado en ataque. Otra cosa sería Jorge Meré para el puesto de central, 18 años, gran madurez, una colocación espectacular y un margen de mejora enorme. Aún no es un central top pero lo será en un par de años. Me haría con él sin dudarlo.