En un momento dado | Las dos mitades de Bernardo Silva
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
22724
single,single-post,postid-22724,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Portugal national team midfielder Bernardo Silva is seen upon the team's arrival at Kazan airport late on June 14, 2017, to take part in the 2017 FIFA Confederations Cup football tournament in Russia. / AFP PHOTO / Roman Kruchinin (Photo credit should read ROMAN KRUCHININ/AFP/Getty Images)

Las dos mitades de Bernardo Silva

Pep Guardiola y su Manchester City se despidieron de la Champions League, la pasada temporada, con una eliminatoria ante el Mónaco de rasgos distintos a los habitualmente vinculados con técnico de Santpedor. Nunca ha sido el catalán un entrenador que fiara su suerte a intercambiar golpes con el rival, confiando en que los que asestaran sus jugadores resultaran más certeros. Pero por un lado la débil respuesta defensiva que durante el curso habían sido capaces de ofrecer sus zagueros, y por el otro la limitada capacidad de control demostrada por su conjunto para esquivar de forma colectiva los escenarios de exposición individual, no le dejaron más opción. Contra el cuadro de Leonardo Jardim, a todas luces superior en ataque a lo que había mostrado poder ser la contención skyblue, Pep se encomendó, con suerte dispar en los dos partidos del cruce, a un partido roto y con alternancia en los ataques, tratando de aportar desde la pizarra ventajas que desnivelaran la balanza a favor de los suyos. Uno de los protagonistas de aquellas dos noches, y a la postre verdugo de los citizens, fue Bernardo Silva, hoy flamante nuevo futbolista a las órdenes de Pep Guardiola, y un jugador en quien el entrenador del City puede hallar algunas soluciones a aquello que, hace unos meses, lo apeó de la Copa de Europa.

Bernardo Silva es un futbolista singular. Mediapunta en una era que los desplaza a otras posiciones del once, se trata de un hombre de ataque que pese a moverse por la zona de tres cuartos guarda una estrecha relación con los tiempos y el control del juego. En su anterior equipo, la sala de máquinas la integraban Fabinho y Bakayoko, dos centrocampistas más influyentes a la hora de marcar la altura del equipo sin balón que de dar orden y sentido a las jugadas ofensivas. Esa era tarea para Bernardo Silva, acostado de inicio en el perfil derecho de la mediapunta, pero con libertad tanto para acudir a zonas más centradas como para descolgarse unos metros por detrás. Un cerebro desplazado. Para el Manchester City, que hasta la fecha este verano no ha realizado ninguna incorporación de peso en el mediocampo, y que por ahora no ha encontrado en sus defensores la creatividad con el cuero que anteriormente Guardiola sí tuvo en su poder, abrirá un nuevo abanico de posibilidades. Haberse hecho con los servicios de un futbolista capaz de sumarse al centro del campo desde una teórica posición de extremo -o segunda punta en el 5-3-2 que viene probando Pep en pretemporada-, aportándole cuerpo, pausa y control, permitiría al técnico volver a hallar en una aproximación desde arriba aquello que últimamente le habían ofrecido llegando desde atrás. Con la agresividad al espacio de delanteros como Gabriel Jesús o Leroy Sané ejerciendo de compensación a los acercamientos de Bernardo Silva, la movilidad de De Bruyne para intercambiar coordenadas tanto a lo largo como a lo ancho, y la presencia de un lateral largo como Kyle Walker que se complemente en banda con el portugués del mismo modo que en Mónaco hizo Djibril Sidibe, tendría la oportunidad del Manchester City de dotar del envoltorio necesario a un futbolista tan brillante como particular.

No puede descartarse tampoco, ni mucho menos, que de forma definitiva o puntual, el portugués encuentre con Guardiola acomodo en mediocampo. Como interior. Por un lado, tal y como se ha apuntado, él es un futbolista con mucho que decir a la hora de marcar los tiempos de la jugada con la pelota en los pies, y por el otro Pep ya viene trabajando en su medular el encaje de dos mediapuntas junto al mediocentro. David Silva y De Bruyne lo son, e incluso un medio más versátil como Ilkay Gündogan el curso pasado estuvo más veces enfocado a la corona del área rival que al círculo central. A propósito de ésto, cabe reseñar las probaturas que el Manchester City ha estado realizando durante el verano con un sistema de tres centrales y carrileros, a partir del cual ensanchar el primer escalón y liberar a las piezas iniciales para incorporarse en conducción. Estirando hacia los lados los laterales, el colchón de cerrar con un hombre más ha venido espoleando a Kompany, Stones o Otamendi a tomar una altura parecida a la de Touré Yaya, consolidando posicionalmente la base de la jugada y permitiendo a los interiores-mediapuntas mantenerse entre las líneas del contrario. Como una solución a partir de la cual filtrar pases verticales que giren al mediocampo rival, que sitúe las gotas de calidad más creativas del once en la frontal del área, y que atraiga hacia el interior al adversario para aclarar los escenarios de uno contra uno en banda. Bernardo Silva es para Guardiola una parte importante de lo que tenía, y, a su vez, una parte necesaria de lo que le faltaba.

Artículo relacionado: 

 

– Foto: Roman Kruchnin/AFP/Getty Images

Tags:
7 Comments
  • Blau
    Posted at 09:55h, 11 agosto

    Aunque ahora es ventajista tal como han transcurrido las cosas en este mercado de fichajes, sin duda sería el fichaje ideal para empezar a construir un nuevo Messi-equipo tras la marcha de Neymar. Y solo por 50 millones…

  • Javier
    Posted at 15:58h, 11 agosto

    Ventajista no me parece, es la pura verdad, mientras aqui mareaban la perdiz con Verrattis y Paulinhos, los jugones que habia a precios “aceptables” llamense Dahoud o Bernardo Silva ficharon por rivales, mientras que aqui, los porteros de Nuñez, siguen empanados como vacas mirando al tren.

  • J.
    Posted at 17:02h, 11 agosto

    ¿Qué función pensáis que hubiera podido tener en el Barça de Valverde? ¿Es un jugador que vaya bien al espacio sin balón? ¿De interior izquierdo a pie natural? No lo conozco suficiente.

  • Iniesta10
    Posted at 18:37h, 11 agosto

    Javier, to pienso igual que tu.

  • Iniesta10
    Posted at 18:44h, 11 agosto

    Es mas, creo que un buen fichaje todavia realitzable por el barca podria ser el de Eriksen como centrecampista.

  • J.
    Posted at 20:50h, 11 agosto

    @ Javier

    Sí, sí, lo leí. Aunque en ese momento no se sabía quién sería el entrenador, cómo se ocuparía el interior derecho, etc. Si tú ves que Messi prácticamente ocupa más minutos la posición de interior derecho que Rakitić, no vas a proponer para la misma un jugador que reciba al pie. Por eso os preguntaba en qué función pensábais para él.