En un momento dado | Busquets para el Txingurri
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
22699
single,single-post,postid-22699,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Barcelona's midfielder Sergio Busquets (L) vies with Malaga's midfielder Pablo Fornals (R) during the Spanish league football match between FC Barcelona and Malaga CF at the Camp Nou stadium in Barcelona, on November 19, 2016. / AFP / LLUIS GENE (Photo credit should read LLUIS GENE/AFP/Getty Images)

Busquets para el Txingurri

Sergio Busquets es un potenciador. Un futbolista extremo en el estilo, que sin poseer como principal atributo la capacidad para cambiar la fisonomía de un partido, goza en su lugar de un talento como pocos para exprimir las posibilidades a un discurso que le sea entregado. Sergio no decide a qué se juega, pero si lo que se le da es un partido amable con sus principales rasgos futbolísticos, es capaz de llevarlo a unos límites elevadísimos de mejora. A unos difícilmente alcanzables sin él. Si previamente se le permite el contexto adecuado y que por sí mismo no fabrica, Sergio lo acompañará muy cerca de la aspiración más alta. En eso es puntual como un reloj, y transparente como un azul marino. La regularidad de su juego discurre en paralelo al tipo de actuación que le permita aquello cuanto le rodea. Como mediocentro acelerador requiere que alguien le proponga el ritmo al que aumentarle las revoluciones, como pasador de continuidad, a quien seguirle el paso en la combinación, y como voraz presionador, una hoja de ruta que le permita localizar la mayor parte de su contribución defensiva en campo contrario. Cuando lo ha tenido, ha podido rendir como ninguno, y cuando le ha faltado, lo ha sufrido como el que más.

En este sentido, la trayectoria azulgrana de quien llegara al mejor Barça para hacerlo volar tan alto como pudo, es clara. Especialmente en los tácticamente agitados últimos tres años, Busquets sirve como una suerte de termómetro a partir del cual establecer la proximidad o el alejamiento de unas determinadas coordenadas de juego. Así, si voló cuando más constó el mediocampo y más unidireccional fue la respuesta defensiva del equipo, ante el progresivo vaciado de la zona media y debilitamiento estructural del conjunto que dirigía Luis Enrique, el catalán se convirtió en una de las víctimas más llamativas y trascendentes. Perdido el contexto, perdió las raíces. Desde que la corona de Xavi Hernández empezó a relucir con menos brillo, a Sergio Busquets se le planteó un reto. No sólo se debilitaba -cuando no se rompía- la relación con la figura a través de la cual encontró la puerta abierta, sino que, producto de ello, se comprometía el escenario que mayor abrigo le proporciona a su juego.

La cuestión no ha sido ajena a ninguno de los técnicos que han pasado por el banquillo azulgrana desde entonces. Vilanova tratando de buscar el crecimiento del jugador en otras direcciones, Martino recuperando par él de nuevo la presencia jerárquica del de Terrassa, y Luis Enrique rastreando en Messi e Iniesta un nuevo apoyo para el ancla de su mediocampo, todos ellos destinaron una parte notable de sus esfuerzos a buscar la comodidad del mediocentro. De todos ellos, seguramente el asturiano fue quien más dificultades encontró para proporcionársela, por ser de los tres, también, quien se presentó al encargo con una propuesta de juego más distanciada de las virtudes más referenciadas del 5 barcelonista. No por nada, ni en el Barça B, ni en la Roma, ni en el Celta, Lucho había tenido a un mediocentro como él. Reducido el valor del mediocampo y la relevancia de los interiores en la base de la jugada, y como consecuencia de las dificultades que fue encontrando el equipo para juntarse arriba, y desde la cercanía en campo rival ejecutar de manera efectiva una presión adelantada, Busquets se vio empujado a transitar los caminos que más lo rasguñan.

Siendo termómetro del juego del Barça, la estrenada andadura de Valverde en el Camp Nou, también va a tener en Sergio Busquets un foco de interés ineludible. En su caso, el currículum que acredita el entrenador cacereño parecería, a priori, especialmente cómplice con las particularidades más determinantes del mediocentro del Barça. En primer lugar, si un aspecto define de forma transversal la versátil trayectoria del Txingurri es la presión adelantada que plantean sus equipos. Desde el primero al último, todos los sistemas que ha diseñado Valverde han tenido en el acoso sobre la salida del adversario y el robo en campo rival uno de los pilares de su juego. Una presión iniciada desde adelante y empujada desde atrás, en la que tradicionalmente el mediocentro ha desempeñado un papel protagonista tanto en el achique como en el barrido. Liberados posicionalmente para saltar sobre el poseedor del balón, e inspirados para contagiar a sus compañeros la actitud en la recuperación a modo de aliento en el cogote, desde Gurpegui a San José, pasando por Moisés Hurtado, Christos Patsatzoglou, Bruno Soriano, François Modesto, Albelda o Tino Costa, ejercieron de emblema para poner en práctica la fase del juego que más singulariza como entrenador a Valverde.

Además, si como novedad la presión que persiga Ernesto en el Camp Nou pone más el foco en el balón y en la capacidad del equipo para juntarse a su alrededor desde el pase, más que en el empuje físico de la persecución, Busquets será argumentos más claros en un mediocampo al que, a día de hoy, no le sobran los pasadores. En este sentido, otro rasgo propio del libreto de Valverde que debería contribuir a edificar un contexto futbolístico amable con Sergio es la tendencia del técnico a llevar hacia la base de la jugada a futbolistas creativos, otrora familiarizados con zonas más adelantadas. Iván de la Peña, Ibagaza, Ever Banega o Beñat ponen nombre a una figura que, cercana a la zona de influencia de Busquets y responsabilizada de una gestión que el canterano no suele abrazar, no sólo haría suyo el encargo sino que además le brindaría a Sergio la referencia cercana con la que su fútbol tan bien se relaciona. Tanto para avanzar juntos como para cederle poderes en la base de la jugada.

Un apoyo en el inicio que, unido a la tendencia del Txingurri a hacer descansar la salida de balón en los centrales, evitando en la medida de lo posible la pérdida de metros del mediocentro, no fuerce a Busquets a retrasar la posición. Que lo emboque en la zona donde más diferencias marca. En la que es referencia, y desde la cual es capaz de reaccionar al empujón elevando el techo al que puede aspirar su equipo. En la que cerrar las vías de escape del contrario y sacar a relucir su envío vertical para contactar con quienes ocupan posiciones por delante. Busquets responderá al regalo con uno mayor.

Artículo relacionado:

 

– Foto: Lluis Gene/AFP/Getty Images

 

17 Comments
  • Esteban
    Posted at 04:20h, 09 agosto

    ¿Seri podría ser el Jugador? ¿hay otro en la plantilla con esa capacidad de complementar para reforzar las virtudes de Busi?

    • Morén
      Posted at 11:31h, 09 agosto

      Hola, Esteban!

      En el blog no solemos tratar nombres de futuribles a excepción de un tramo, al final de temporada, que analizamos las que pueden ser las claves de la planificación de la siguiente temporada. Esos días lo concentramos todo y así el resto del año nos podemos centrar en las cosas que sí van ocurriendo.

      Así pues, de los hombres que a día de hoy sí tiene el Barça en plantilla, para mí el que más ventajas puede darle desde un punto de vista general es Messi (claro^^) en el sentido de determinar un tipo de partido y una altura del juego, y desde un punto de vista más concreto Iniesta, que es el interior con más capacidad para ser esa referencia en la organización y la gestión de la base de la jugada que tanto agradece Sergio. También Sergi Roberto, aunque de otra forma y probablemente con un impacto más bajo, podría.

  • J.
    Posted at 11:03h, 09 agosto

    @ Esteban

    Messi. El argentino, atendiendo a las palabras de Valverde, lo condiciona todo para bien y, después de pararme a revisar los 5 primeros partidos de pretemporada, prácticamente ha acumulado más minutos en la posición de interior que Rakitić.

    Por ello, en mi opinión el equipo requiere más jugadores que interpreten los movimientos de Messi que jugadores que interpreten la posición en sí. Otra cosa es que quieran dotar de calidad el sector izquierdo y, para ello, parece que ya han pensado en Coutinho.

    Pese a ello, creo que el objetivo principal es fichar al substituto de Busquets. Un jugador que pueda actuar en las tres posiciones del centro del campo, tal y como dijo Robert. Aunque Samper ya hubiera pasado el primer examen.

  • Iniesta10
    Posted at 11:49h, 09 agosto

    Está claro que Messi puede, pero no sería lo deseable, Yo entiendo que debería jugar lo más cerca del área posible
    Iniesta también puede, pero ya no es un jugador para aguantar toda una temporada, salvo que esté protegido de alguna manera (esto es, bastante liberado de responsabilidad defensiva).

    Yo, como jugadores con un cierto futuro ahí, en la base de la jugada y en la organización del juego, y pensando en jugadores jóvenes, solo veo a Sergi Roberto y Sergi Samper, del que yo no me desprendería si no viene un jugador para esa posición.

  • J.
    Posted at 13:12h, 09 agosto

    @ Iniesta10

    En relación a Messi, ¿no crees que es lo que él desea? Valverde ya dio pistas al respecto e imagino que fue después de hablar con él: “queremos que parta de posiciones cómodas…”

    @ Morén; Iniesta10

    ¿Sergi Roberto en qué sentido? Yo lo veo más enfocado a la conducción y al movimiento sin balón. Más indicado para superar líneas desde el medio centro o para compensar los movimientos de Messi desde el interior. En este sentido, veo bien cubierto el medio centro con Sergio y Samper y el interior derecho con Rakitić y Sergi Roberto. En cuanto al interior izquierdo, tengo más dudas sobre la adaptabilidad y el rendimiento de André Gomes. Pese a que Valverde, los únicos minutos que ha podido jugar, se los haya dado en el sector derecho.

    Para concluir os envío una pregunta: ¿pensáis que va a continuar Rafinha? Y, si continúa, ¿en qué posición sustancialmente? Pensad que, salvo en el Gamper, Valverde ha utilizado a un zurdo en el interior izquierdo: Aleñá. Pese a que en el filial suele jugar en el opuesto.

    • Iniesta10
      Posted at 14:50h, 09 agosto

      En los partidos que jugaba Neymar, Valverde ponía a Messi un poco más abajo y a Neymar un poco más arriba y en la otra banda, era lógico si quería ordenar el equipo, pero … al no estar Neymar, yo creo que el contexto mejor para Messi es más arriba, eso sí, con los jugadores adecuados por detrás para hacerle llegar el balón de forma cómoda y que Messi no tenga muchos metros por delante.

      Respecto de Sergi Roberto, yo creo que es un jugador que tiene bastante visión del juego. Es un todoterreno, es esa clase de jugadores que puede hacer muchas cosas porque entiende y ve bien el juego (de ahí su polivalencia), pero no es un organizador. Puede hacerlo, pero en menor grado que un organizador puro. Desde mi punto de vista, que no se si coincidirá con la de Albert, es que Sergi Roberto, a través de sus movimientos, conducciones y asociación, puede realizar esa función, pero no se si sería de lo más natural o requeriría de una cierta adaptación. Pero visión del juego tiene.

      Sobre Rafinha, yo creo que su tiempo en el Barça puede estar finalizando, ya que ha tenido muchas oportunidades con Luis Enrique y no ha acabado de explotar, en parte por las lesiones. Es un jugador bastante frágil, al igual que Vermaelen. Es algo a tener en cuenta, se pasa muchos meses fuera del equipo por ese motivo. De todas formas todo dependerá de Valverde y de los fichajes que le traigan.

      Otra cosa, yo solo soy un participante del blog, no tengo ninguna responsabilidad sobre el mismo y mi opinión es solo eso, la mía. Lo digo porque aquí, el “maestro” es Albert, yo soy un “aprendiz” más.

      • Morén
        Posted at 18:05h, 10 agosto

        Para nada, aquí son igual de importantes los comentarios y aportaciones de unos y de otros. La gracia es justamente esa, que podamos comentar la jugada y aprender todos del debate. A ver si te vas a creer que mi opinión no es, también, simplemente eso .D

    • Morén
      Posted at 14:53h, 09 agosto

      “¿Sergi Roberto en qué sentido?”

      Desde el posicionamiento. Roberto es juego de posición, como Busquets, y creo que eso es una ayuda para el mediocentro a la hora de ordenar, ordenarse y encontrar las referencias para su juego. Por otro lado, como apuntas, Sergi Roberto es más un interior de conducción que de pase, pero aun así su formación es la que és y no me parece nada ajeno a esa cultura.

      Sobre Rafinha, por lo visto durante los últimos años yo ahora mismo lo vería sobre todo como jugador de banda. Por lo tanto más como extremo -a pierna cambiada- que como interior. Es como en mi opinión ha rendido más hasta la fecha. Incluso como falso nueve. El interior creo que requiere un paso al frente que el brasileño no ha dado, quizá por juventud o simplemente porque no lo tenga.

  • Gordilll
    Posted at 15:24h, 09 agosto

    Siempre está la opción de fichar, pero teniendo en cuenta lo que hay en la Plantilla nadie contempla la posibilidad que Andrés Gómes y rakitic se intercambien los interiores, Andre pase al derecho con una función más clara de acompañar a busi, tapar los movimientos de Messi, y ayudar en la organización y rakitic de profundidad por el lado contrario y tenga una mayor mirada afensiva a la que ya tiene, si no se ficha a nadie incluso la opción de que Iniesta vuelva al extremo izquierdo

  • J.
    Posted at 17:19h, 09 agosto

    @ Gordill

    Sobre el cambio de posición entre los interiores, ten en cuenta que Messi es quien más reclama la permuta. Siempre que actúe de extremo, podrá ofrecer más profundidad el interior más cercano. Si bien cuando han jugado Denis Suárez y, especialmente Deulofeu, en la posición de extremo izquierdo, han caído mucho a banda, favoreciendo la llegada del interior o el lateral (un movimiento, dicho sea de paso, muy interesante).

  • Nacho Blanco
    Posted at 20:08h, 09 agosto

    Busquets es posiblemente el futbolista de la plantilla qué más ganas tenía de recibir a Valverde, y el que tiene más esperanzas depositadas en el nuevo míster. Poder potenciar de nuevo esa presión adelantada, y que Sergio corra hacia adelante en lugar de hacia atrás, va a ser un alivio para el de Badia.

    Yo me imagino a Sergi Roberto como interior derecho, siendo un aliado de Leo Messi para compensar los movimientos hacia dentro del argentino. Pero me cuesta ver una banda derecha potenciada, que le lleve la pelota al rosarino a zonas cercanas al área, con un lateral derecho (Aleix Vidal o Semedo) y un interior de conducción como es el propio Sergi Roberto. ¿Sería viable que Iniesta fuese el interior derecho de Messi?

    Creo que Valverde ve a Denis Suárez como futbolista de banda, y eso es una buena noticia. Y que Rafinha fuese el recambio del propio Messi, también. Pero los papeles de Rakitic, André Gomes, o el propio Andrés tras su temporada 16/17, me despiertan dudas. Falta calidad individual a toneladas.

  • José L
    Posted at 21:58h, 09 agosto

    Un saludo. Crees que Rafinha siendo canterano y conociendo el sistema y el estilo, se consolidará esta temporada y en que posición lo hará? o tu le darías salida si hay ofertas?. Gracias

  • J.
    Posted at 23:58h, 09 agosto

    @ Nacho Blanco

    Sobre el lado derecho, se potencia a Messi cuando, recibiendo el lateral del central o el medio centro, el interior abandona su posición para ocupar la del argentino, haciendo un aclarado en la zona interior. A partir de ahí Messi construye, conduciendo, tirando la pared con el extremo del lado contrario o buscando a Suárez al espacio. Ahí, en mi opinión, tiene sentido Sergi Roberto, como precursor de dichos movimientos (sus conducciones, a día de hoy, nacen más cerca del campo propio que a la espalda de los centrocampistas contrarios). No creo que Iniesta pudiera desempeñar este papel. Sí (muchos) otros.

  • Iniesta10
    Posted at 08:41h, 10 agosto

    @ Nacho Blanco

    Completamente de acuerdo en que Busquets es el futbolista que más ganas tenía de que viniera Valverde, le va a sentar el cambio muy bien. Y también creo que el principal problema del Barça es la pérdida de talento en el centro del campo (Alves, Xavi).

    Aunque la pérdida de Neymar es muy potente, también es cierto que Neymar en la MSN estaba un poco “condicionado”, por lo que Valverde puede hacer ahora un equipo más Cruyfista. Al fin y al cabo es Cruyffismo consiste en un mediocentro y dos extremos.

  • Iniesta10
    Posted at 10:12h, 10 agosto

    El caso es que … si se hubiera fichado a Ceballos, un centro del campo con Busquets-Ceballos-Iniesta/Roberto, a mi parece bastante potente. Y por un precio muy bajo, pero …

  • J.
    Posted at 10:47h, 10 agosto

    @ Iniesta10

    En mi opinión, a tenor de lo que se ha podido ver hasta el momento y, atendiendo a las características del jugador, Dani Ceballos hubiera sido más un recambio para Andrés Iniesta que para Iván Rakitić. El interior derecho demanda más intercambios de posición con Leo Messi y, en estos menesteres, casan más jugadores como el mismo croata, Sergi Roberto, André Gomes o la propuesta de Robert Fernández, Paulinho (pudiendo éste, además, cubrir la posición de medio centro). Lo que pasa es que, un jugador de 29 años que viene de la Superliga China, no es tan apetecible para la afición como el andaluz.

  • Morén
    Posted at 18:25h, 10 agosto

    @Gordill

    ¿Te parece André Gomes ese tipo de interior organizador? Es cierto que entre Luis Enrique y su timidez, la pasada temporada tuvo un comportamiento posicional bastante comedido, pero yo a priori lo tengo más por un mediapunta. Su hipotético encaje en el lado de Messi, personalmente yo lo vería más desde el punto de vista de que es un jugador que también tendría que dejarle esa zona a Leo, pero que a diferencia de Rakitic, en banda, tendría un punto mayor de desequilibrio como para que el carril derecho no terminara siendo tan plano como lo fue la temporada pasada. De hecho su fichaje a mí me encajaba mucho por ahí viendo lo que había sido para el Barça el final de la temporada 15-16.

    @José L.

    Como le comentaba más arriba a @J, Rafinha desde que volvió al Barça suele convencerme más cuando juega arriba. No sé si por una cuestión de madurez (lo normal es que los grandes interiores lleguen despacito) o porque su fútbol definitivamente lo agradece, pero tanto en las bandas (sobre todo la derecha) como en la zona del falso nueve, suele parecerme más consistente que en el centro del campo, donde normalmente mi impresión es que le ha faltado dar un paso al frente en personalidad.

    @J.

    “El interior derecho demanda más intercambios de posición con Leo Messi”.

    Aquí mi duda es quien necesita los intercambios es Messi o el interior. ¿Qué es primero el huevo o la gallina? ¿Messi baja a esa zona a cumplir una función para la que el interior no tiene las características más adecuadas, o el interior no tiene esas características porque no debe ya que es Leo quien tiene que desempeñar ese rol? Si en esa posición “estuviera Xavi”, ¿chocaría con Messi o Leo podría enfocarse a otras zonas del ataque?