En un momento dado | Los minutos de André Gomes
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
24326
single,single-post,postid-24326,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
BARCELONA, SPAIN - JANUARY 07: Andre Gomes of FC Barcelona runs with the ball during the La Liga match between Barcelona and Levante at Camp Nou on January 7, 2018 in Barcelona, Spain. (Photo by Alex Caparros/Getty Images)

Los minutos de André Gomes

André Gomes ha sido titular en tres de los últimos cuatro partidos que ha disputado el Barça. Valverde le ha abierto la puerta del equipo después de meses de protagonismo dispar marcada por participaciones testimoniales y alguna presencia en el once puntual pero en escenarios muy relevantes. Concretamente, André ha formado de inicio en plazas tan aparentemente difíciles como el Metropolitano, San Mamés, Balaídos o Anoeta, cuatro desplazamientos señalados en rojo como piedras de toque ante las que poder salir trastabillado, que el Barça ha saldado con dos empates y dos victorias. Aparentemente, el concurso del portugués en estos enfrentamientos no ha resultado especialmente decisivo, y en alguno de ellos, incluso, puede decirse que su contribución para sacar adelante el encuentro fue más bien tangencial. Así pues, ¿qué motivos hay para que Valverde recurra a André Gomes en este tipo de duelos? ¿En qué se parecen esos desplazamientos?

Hay algo que tanto Atlético como Athletic, Celta y Real Sociedad tienen en común: su fortaleza en la presión. Los cuatro son capaces de plantar frente a su adversario una barrera adelantada difícil de superar. Cada una con cimientos y estructura diferentes, los de Simeone, Ziganda, Unzué y Eusebio pasan por ser cuatro de los equipos de la Liga española más fácilmente identificables con este aspecto particular del juego. Los cuatro, y más jugando en casa, buscan la recuperación arriba, con un asterisco en el caso de los colchoneros al tratarse de un conjunto más versátil a la hora de plantear, también, ejercicios defensivos mixtos o de repliegue. Quizá, que sea contra ellos que Ernesto le haya dado más protagonismo a André que contra el resto de equipos sirva de pista. Y es que en las cuatro salidas señaladas, lejos de cumplir el portugués con un rol natural de interior, su encargo ha sido uno diferenciado al que habitualmente reciben sus competidores. En los cuatro partidos André se ha ido a la banda. Ante el Atlético jugó de teórico extremo derecho, y en San Mamés, Balaídos y Anoeta de centrocampista abierto a la izquierda, más próximo a la línea de cal que a la posición de su mediocentro.

El portugués, pese a su capacidad en la conducción, no es un futbolista al que el Barça esté recurriendo para recoger el balón abajo y trasladarlo hacia adelante en escenarios de presión. Valverde lo viene situando por delante del cuero, tanto cuando inicia como centrocampista como, evidentemente de forma más acentuada, cuando hace las veces de delantero, y escorado hacia los lados. André, que no tiene la misma necesidad que otros de sus compañeros de entrar en permanente contacto con la pelota, espera fuera, dando amplitud con ello al campo en la zona del segundo escalón culé. El espacio en el que evitar las recepciones interiores de Busquets o Rakitic, se hace ancho, de modo que si el equipo rival va fuera el pase interior resulta más asequible, y si se mantiene dentro al poseedor del balón se le aclara la opción de progresar mandando el balón hacia el costado. Cuando todo esto falla, o cuando la elección del banquillo es la de minimizar riesgos cerca del área propia, el físico de Gomes ofrece la alternativa de la salida directa, ante la cual, por arriba, tiene todas las de ganar contra unos laterales contrarios, por norma, más menudos físicamente que él.

Mirando la presión a contraluz y atendiendo a la que ponen en práctica los azulgranas, por otro lado, en tres de estas cuatro visitas se ha dado la coincidencia de que para la contención el Barça ha dibujado un mediocampo con estructura de 3+1. Paulinho en San Mamés o Rakitic en Vigo y San Sebastián, han roto la habitual línea de cuatro que dibuja sin balón el equipo de Valverde, con tal de apretar sobre el mediocentro rival. Con un efectivo menos en la medular, de nuevo el físico de André puede haber jugado a su favor, buscando una mayor capacidad de cubrir terreno a lo ancho entre la cal y el mediocentro, dado que con tres centrocampistas a cada uno le corresponde una mayor cantidad de metros de la que hacerse cargo. Finalmente, teniendo en cuenta la capacidad para el recorrido que posee el portugués, cabría valorar como otro motivo la presencia en estos contrincantes de futbolistas de segunda -o tercera- línea especialmente incisivos por banda. Sin extremo derecho por lesión, sin extremo izquierdo por elección y con la necesidad de que los laterales lleguen muy arriba para abrir el campo, Valverde puede haber visto en Gomes una solución a las puñaladas de Carrasco, Iñaki Williams, Pione Sisto o Odriozola. ¿Habrá más?

Artículos relacionados:

 

– Foto: Alex Caparros/Getty Images

5 Comments
  • Francisco Alonso
    Posted at 13:15h, 17 enero

    El problema que yo veo es que estas capacidades de André Gomes que se comentan en el artículo (alternativa de salida directa, todas las de ganar contra laterales contrarios, mayor capacidad de cubrir terreno, capacidad para el recorrido, solución a las puñaladas, etc.) son todas teóricas: ves la planta del jugador, sus características físicas, y piensas que puede aportar todas esas cosas, y ese “músculo” que a mucha gente le gusta incluir en las alineaciones. Pero luego en la práctica, cuando se desarrollan los partidos, la realidad es que apenas se le distinguen esas supuestas virtudes, porque no va bien por alto, ni al choque, cuando le encara un rival es prácticamente transparente y roba muy pocas veces, no recupera rápido cuando pierde la posición o se van de él, no sabe meter el cuerpo (ni en defensa ni en ataque)….

  • Lexus Lexington
    Posted at 13:46h, 17 enero

    Desde mi punto de vista, y muy de acuerdo con el comentario de Francisco Alonso, André no acaba de demostrar esas teóricas capacidades que tiene. No sé si debe a falta de confianza, por tener que remar a contracorriente después de una anterior temporada nefasta , o si en cambio se debe a que esto que le pide Valverde choca de frente con las cualidades que el propio jugador quiera demostrar (encarar, últimos metros, pase definitorio…) para así “lucir” más, y contentar al espectador.

  • Michel
    Posted at 20:27h, 17 enero

    Seguimos sin entender el porqué de tantos minutos pese a lo expuesto anteriormente. Por que las capacidades descritas no se ven en el verde. Gomes sigue siendo inocuo, y lo peor es que seguirá sin pesar.

  • TiburonPuyol
    Posted at 03:55h, 19 enero

    Me uno a esa opinión, poco aporte del portugues tras año y medio y oportunidades, ahora con lesiones en el medio hay que probar a Denis/André/Rafinha,
    Se da por hecho que Rafinha sale, pero apenas lo hemos visto en el Barça de Valverde, Si hemos visto a jugadores como Vermaelen o Alcacer dar un nivel superior al anteriormente visto, por qué no podría suceder esto mismo con Rafinha..

  • Rafa
    Posted at 23:54h, 19 enero

    Hola chicos!
    Pues me temo que no estoy de acuerdo con ustedes… En mi opinion si aporta en lo arriba comentado. O mejor dicho, si aporta algo mas que lo que el resto de sus competidores podrian aportar: capacidad de recorrido, salida directa, cubrir terreno, sacrificio defensivo, etc. Es mas rapido y mas fuerte fisicamente,. Su envergadura le permite tanto defender mejor el juego directo, como la salida directa. Esto es una realidad. Otra cosa es que lo aplique mejor o peor, pero la capacidad la tiene.
    Denis, Aleix o Deulofeu, para poner algunos ejemplos, esa capacidad fisica, no la tienen. Gozan de otras cualidades; Denis se asocia mejor, Deulofeu tiene mejor 1 contra 1 y Aleix “quizas” tenga mejor lectura del juego, pero ni te ofrecen esa alternativa de la salida directa, ni tienen tanta capacidad de recorrido.
    Dicho esto, en mi opinion los problemas de Andre radican en gran parte a el mal posicionamiento de su cuerpo. Siempre recibe con el cuerpo mal posicionado, hecho que acarrea una serie de consecuencias de gran impacto en el juego colectivo.