En un momento dado | El juguete nuevo de Guardiola
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
25070
single,single-post,postid-25070,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Manchester City's French defender Aymeric Laporte warms up for the English Premier League football match between Burnley and Manchester City at Turf Moor in Burnley, north west England on February 3, 2018. / AFP PHOTO / Oli SCARFF / RESTRICTED TO EDITORIAL USE. No use with unauthorized audio, video, data, fixture lists, club/league logos or 'live' services. Online in-match use limited to 75 images, no video emulation. No use in betting, games or single club/league/player publications. / (Photo credit should read OLI SCARFF/AFP/Getty Images)

El juguete nuevo de Guardiola

Es posible que desde la temporada 2010-2011, Pep Guardiola no construyera un equipo tan ensamblado a nivel táctico como el actual Manchester City. Uno en el que, más allá del nivel individual y poder resolutivo de las piezas que lo componen, el engranaje fuera tan armónico. De hecho, curiosamente, este curso el reparto y ordenamiento de los futbolistas citizens sobre el césped, guarda más de un paralelismo con aquel Barça que firmó los episodios de juego más brillantes de su historia. De los dos laterales, el derecho asume la banda y el izquierdo sujeta su posición más abajo. En el mediocampo, el interior diestro comparte altura con el mediocentro cuando de construir y dar salida al juego se trata, al tiempo que el interior zurdo se sitúa a la espalda del mediocampo rival para escalar posiciones, generar espacios y activar líneas de pase dañinas en dirección a la corona del área. El extremo derecho, aprovechando la proyección del lateral, acude a espacios más interiores, por delante del interior que se acerca a la base, mientras el extremo izquierdo compensa el desempeño del lateral con quien comparte carril escorando su posición para mantener la amplitud de su perfil. En el segundo Manchester City de Guardiola, todo parece ocupar el lugar correcto. 

Tanto es así que cualquier alteración del orden puede ser vista con sospecha, pues dado que cada elemento mantiene una relación de equilibrio muy estrecha con las demás piezas que lo rodean, modificar uno es intervenir sobre el todo. En este sentido, una de las incógnitas que plantea el futuro cercano del conjunto skyblue es la vuelta de Benjamin Mendy, un lateral llamado a tener un importante peso específico en el proyecto pero de quien su lesión abrió la puerta a amoldar el lateral izquierdo del equipo a un tipo de características distintas a las suyas. Si cuando nuevamente puede contar con él, el de Santpedor optará por ajustar al futbolista al nuevo contexto o por diseñar un nuevo escenario que, dando encaje a la singularidad del galo, proponga otro encaje colectivo para las demás piezas, es algo que sólo los partidos desvelarán. Mientrastanto, no obstante, la del lateral izquierdo es la vacante que más le ha permitido al técnico maniobrar. La que tiene un dueño menos definido y, por lo tanto, a partir de la elección de ocupantes distintos, más puede matizar determinadas aspectos de un juego, por lo demás, ya muy establecido.

- La posición de Laporte en la salida de 3 del Manchester City, su mapa de pases (arriba a la derecha) y su mapa de calor (abajo a la derecha). vía squawka.com -

– La posición de Laporte en la salida de 3 del City, su mapa de pases (arriba a la derecha) y su mapa de calor (abajo a la derecha). vía squawka.com –

Normalmente para Fabian Delph -o para Zinchenko cuando, sin el inglés, Pep ha querido mantener la vertiente centrocampista de la demarcación-, y puntualmente para Danilo si el catalán ha pretendido un desarrollo más externo, la visita del fin de semana a Goodison Park trajo consigo una tercera alternativa consistente en la alineación en banda de Aymeric Laporte. Habitual en el puesto de central, su función en el costado tuvo que ver tanto con la composición de un primer escalón formado por tres hombres, en el que el francés se ubicó a la izquierda, Kompany en el centro y Otamendi en la derecha, como también con la relación interior que ha venido asumiendo el lateral izquierdo del City desde la lesión de Mendy. Laporte no llegó a ser un segundo mediocentro o una suerte de interior izquierdo como en ocasiones sí ha sido el lateral zurdo del City, pero adornó con su claridad en el golpeo zonas próximas a la medular. De hecho, y de forma inesperada, no fue constante pero tampoco extraño verle avanzar por el carril, entrando a los espacios abiertos por las diagonales de Leroy Sané, para conectar con el alemán y David Silva, hasta el punto de jugar un papel decisivo en el primer gol del partido que fabricaron entre los tres.

Artículos relacionados: 

– Foto: Oli Scarff/AFP/Getty Images

Tags:
2 Comments
  • Riera
    Posted at 18:53h, 03 abril

    Siendo cierto que el Manchester City mantiene el mismo reparto posicional que el Barcelona de la temporada 2010/11, aquel equipo jugó con Messi e Iniesta en 3/4 de campo a pierna cambiada y David Villa tirando la diagonal en direcció al pico del área, mientras que Sterling y Silva (si no lo he entendido mal) juegan en 3/4 de campo a pierna natural y Sané mantiene la posición abierta, definiendo sobre el papel por el perfil de los jugadores un planteamiento más vertical que el expuesto por aquel Barcelona a través del pase atrás y una disposición distinta a la hora de defender tras pérdida.

    Gracias por el post. No expongo mi opinión a modo de afirmación, solo como un punto de partida para discutir. Incluso podemos hablar de las similitudes con el centro del campo del Barcelona con la retención del interior derecho y el vuelo del interior izquierdo.

    • Morén
      Posted at 16:03h, 04 abril

      De eso se trata, de que se puedan compartir los distintos puntos de vista. Si se pueden comentar los artículos es por eso. Así es mucho más divertido 🙂

      No son equipos idénticos, por supuesto. Al final tanto en uno como en el otro, la forma la han dado las características de los jugadores, y no hay dos iguales. Mismamente, hay una diferencia muy evidente entre que uno usaba falso nueve (Messi) y el otro emplea a un nuevo más o menos standart (Agüero/Gabriel Jesús). De todos modos yo sí veo más similitudes entre Sané y Villa. En ambos casos son atacantes que empiezan muy abiertos a la izquierda para dar amplitud al campo y abrirle espacios a un interior izquierdo que tiende a la mediapunta. Villa luego lanzaba la diagonal (Sané también aunque de un modo distinto), pero hasta que la jugada llegaba al tramo final tenía la responsabilidad de fijarse fuera. De hecho, esas exigencias le hicieron pasar ciertas dificultades en un rol poco común para él, e incluso, al final de la temporada 10-11, Pep llegó a intercambiar las posiciones de los extremos para que fuera Pedro quien abriera pasando en la izquierda, pasando Villa a un extremo derecho que podía jugar más cerrado al compartir carril con Dani Alves.