En un momento dado | Sergio Busquets y los desafíos
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
25657
single,single-post,postid-25657,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
BARCELONA, SPAIN - AUGUST 18:  Sergio Busquets of FC Barcelona runs with the ball during the La Liga match between FC Barcelona and Deportivo Alaves at Camp Nou on August 18, 2018 in Barcelona, Spain.  (Photo by David Ramos/Getty Images)

Sergio Busquets y los desafíos

En el Barça que el curso pasado celebró los títulos de Liga y Copa, Sergio Busquets fue uno de los soportes más sostenidos e importantes del fútbol culé. Como a casi todos sus compañeros, Ernesto Valverde le diseñó un espacio particular en el sistema de juego que permitiera potenciar sus efectos más positivos y que disimulara aquellos que en determinados escenarios pudieran pesar en contra. Protagonista con balón, con mayor veneno en los pases gracias a la conexión vertical establecida con Leo Messi en la frontal, y emblema de la presión adelantada que durante meses significó a la apuesta del Txingurri, el catalán disfrutó durante muchos meses de una mesa puesta perfecta para darse un festín. Los cambios que ha venido introduciendo el técnico para el segundo año del proyecto, sin embargo, también al mediocentro le han modificado las coordenadas y los puntos de agarre. Con Messi y el interior derecho más escorados, la relación con sus dos principales socios se ha erosionado, sumándole así un extra de dificultad a su arranque de temporada. Ayer contra el Girona, además, sumó a sus desafíos el hecho de compartir la medular con dos interiores nuevos, unos Arturo Vidal y Arthur Melo que justo hacían su debut como titulares en Liga.

- Los mapas de pases de Arthur, Vidal, Busquets y Piqué durante el primer tiempo, el intercambio de posiciones entre Messi y Arturo Vidal, y el posicionamiento "reparador" de Busquets. (mapas vía fcbarcelona.cat)-

– Los mapas de pases de Arthur, Vidal, Busquets y Piqué durante el primer tiempo, el intercambio de posiciones entre Messi y Arturo Vidal, y el posicionamiento “reparador” de Busquets. (mapas vía fcbarcelona.cat) Click sobre la imagen para ampliar.-

Tanto el chileno como el brasileño reprodujeron sobre la pizarra el tipo de encaje que vienen teniendo Rakitic y Coutinho, esto es: el interior derecho, que correspondió a Vidal, tendió a abrirse y a descolgarse al son de los movimientos de Messi, mientras el interior izquierdo, en este caso Arthur, mantuvo un posicionamiento más central por detrás de la posición interiorizada que por delante suyo asume Ousmane Dembélé. A pesar de que en principio el cambio de interiores no fuera a alterar la estructura que están levantando los barcelonistas en el arranque de temporada, su desempeño tuvo notables diferencias con respecto a los habituales titulares, obligando a que Busquets tomara cartas en el asunto para dar coherencia a la mezcla. Así, por ejemplo, tanto los pases de Arthur como los de Vidal tendieron a una horizontalidad excesiva en la base de la jugada. Extremada en el caso del ex de Gremio. Protagonistas inicialmente en los primeros escalones del ataque, aunque luego el chileno escalara posiciones para permutar con Messi, durante todo el partido y más si cabe hasta el primer gol del encuentro los envíos de los interiores culés apenas conquistaron la espalda de un contrario. En este sentido, su prudencia a la hora de gestionar la posesión con tal de no arriesgarse a perderla hizo emerger al Busquets más agresivo en el pase, buscando insistentemente servicios de carácter más vertical e hiriente que conectaran la línea de medios con los hombres de vanguardia. En el ataque culé, aunque desde otra demarcación, esta vez el recambio efectivo de Coutinho fue el pivote, secundando por un Gerard Piqué que, con la pelota en los pies, se atribuyó un enorme protagonismo.

IntOtra de las cuestiones novedosas a las que tuvo que hacer frente el canterano fue la tendencia compartida de sus dos acompañantes a acercarse a la pelota. Como se hace notar, Arthur y Vidal no tuvieron ni un posicionamiento ni una función equivalentes, pero con el esférico rodando por la base de la jugada y antes de que el chileno fuera reclamado por un apoyo de Leo, en varios momentos del juego ambos se ubicaron sobre el mismo plano. Ahí, por delante del mediocampo del Girona, en lugar de romper la horizontal y estirar a la espalda de un contrario, por momentos los dos tendieron más a acercarse al balón llegando incluso a invadir el espacio del compañero que lo tuviera, un comportamiento muy distinto al que en el segundo tiempo se vio tras las entrada al campo de Rakitic y Coutinho (Imagen de la izquierda). Ante esta situación el reto de Busquets fue el de dar sentido a la lectura posicional de sus acompañantes con tal de que la medular culé no formara una línea recta y estrecha. No fue extraño, por eso, detectar al canterano como el centrocampista más adelantado de los tres erigiéndose en el ángulo superior para dar forma al triángulo, irse hacia atrás para escalonarse y para impulsar la ascensión de Gerard Piqué, o decantar su posicionamiento, generalmente hacia la derecha, para abrir así una línea de pase hacia fuera.

CouBusquets resultó fundamental para dar coherencia a determinadas cuestiones del mediocampo azulgrana contra el Girona, y por eso tras la expulsión de Lenglet, más allá del error puntual en el gol visitante y de los minutos que pasaron hasta la entrada de Umtiti, era de esperar que Valverde optara por recuperar su concurso en el centro del campo. Al cambio del central lo acompañó, en el lado de los de Eusebio, el ingreso de Borja García, una decisión inteligente del técnico para aumentar las posibilidades con balón de su equipo contra diez, y que sin ir más lejos tuvo traducción directa en el segundo gol blanquivermell. En el Barça, la reestructuración en la segunda mitad se completó con el cambio de los interiores, regresando al once Rakitic y un Coutinho relevante en el desarrollo ofensivo local tras el descanso. Por un lado porque, con un hombre menos, el brasileño, con menos minutos en la piernas, ejerció de pieza comodín entre la medular y la delantera, con la panorámica limpia como el curso anterior para lanzarse sobre la frontal del área rival. Fue el tercer centrocampista, pero arriba constó como el tercer delantero (Imagen de la derecha). Y por el otro porque, reorganizado el equipo con un 1-4-3-2 que reducía las opciones de generar superioridades por banda, su capacidad en el regate, la combinación corta o el disparo sobre el carril central contribuyó, junto a Messi, a que el intento de remontada local no se ahogase por dentro debido al embotellamiento. Juntando dentro, el equipo supo activar por fuera a Alba, aunque por la derecha Nélson Semedo apenas acompañara.

Artículos relacionados: 

– Foto: David Ramos/Getty Images

2 Comments
  • Floydianthink
    Posted at 18:10h, 24 septiembre

    Que conste que no soy precisamente valedor de Semedo, pero me gustaría lanzar una pregunta contextualizando la segunda parte: pudo el poco atrevimiento de Nelson estar relacionado con una orden táctica de Valverde? Con un Piqué tan volcado en ataque y la amenaza de Portu por su costado, pudo haberle pedido Ernesto una especial vigilancia de las transiciones?

    El contexto podría propiciarlo, más aún sabiendo que Valverde no es el técnico que tome más riesgos del mundo. Además, en la primera parte Semedo se había mostrado más incisivo que de costumbre, con alguna que otra aparición peligrosa. Por contra, si la poca participación en ataque se debe a una mala lectura del portugués, entonces la secretaria técnica debería empezar a trabajar en su salida y reemplazo; ya son demasiados los partidos en los que deja la duda de ser apto para jugar en el Barça.

  • Manuel Hernández
    Posted at 21:32h, 25 septiembre

    A mi punto de vista Semedo es un jugador con uns condiciones extraordinarias, el cual tienen que dejrarlo adaptar. No es bueno crucificar a jugadores los cuales no se les da regularidad, dejen que juegue. Me recuerda el caso de Montolla que con un nivel parecido al de Carvajal nunca se le dió la oportuniad e desarrollar su potencial, yo veo a Semedo como una moto poco a poco se irá soltaldo más, en especial contra equipos que dejan poco espacios que es donde más le cuesta.