En un momento dado | Coutinho y Rakitic para conectar
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
25522
single,single-post,postid-25522,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Ivan Rakitic of FC Barcelona celebrates after scoring his team's fifth goal during the La Liga match between FC Barcelona and SD Huesca at Camp Nou on September 2, 2018 in Barcelona, Spain. (Photo by David Ramos/Getty Images)

Coutinho y Rakitic para conectar

A pesar de que la plantilla del Barça insinúa, al menos sobre el papel, ciertas dificultades para inyectar profundidad a sus ataques si el rival adelanta la tensión de su defensa, impidiendo a los laterales culés proyectarse por delante del balón, las tres primeras jornadas de Liga han deparado a los de Valverde tres planteamientos rivales basados en el repliegue. Alavés, Valladolid y el Huesca este fin de semana, quizá para no exponerse a un escenario de idas y venidas en un momento, todavía, de pleno rodaje, o quizá invitados por la ausencia de Andrés Iniesta en las filas barcelonistas, han invitado a los azulgranas a tener que derribar el muro desde el ataque organizado. La salida del de Fuentealbilla, fuente principal del mando, la dirección y el ritmo de la fase ofensiva culé cuando, en los últimos años, ésta ha enfrentado escenarios posicionales, es uno de los nuevos interrogantes que se le presentan al Txingurri de cara al nuevo curso.

- El mapa de Messi ante el Huesca, vs. mapa contra Alavés y Valladolid. (vía fcbarcelona.cat) -

– El mapa de Messi ante el Huesca, vs. el mapa contra Alavés y Valladolid. (vía fcbarcelona.cat) –

Sin un centrocampista equivalente en tareas de organización, los dos primeros partidos de Liga del Barça 2018-19 dejaron ver a un Leo Messi mucho más presente en zona de elaboración que el curso pasado, como aparente solución inicial para desencadenar la acción de ataque delante de defensas cerradas. Ayer, sin embargo, y por detrás en el marcador prácticamente desde el saque inicial, el concurso del argentino se localizó algunos metros por delante. Su influencia creció en la frontal del área y disminuyó cerca de Sergio Busquets. En su lugar, el Camp Nou probablemente presenciara la actuación más reveladora hasta la fecha de lo que Valverde espera de su nuevo esquema táctico.

Hay tres aspectos que parecen claros dentro del plan del Txingurri: 1. la orientación interior de sus tres piezas de ataque, 2. la ocupación fija de las bandas corresponde a los laterales, y 3. manteniéndose estos cinco jugadores por delante, los tres centrocampistas arrancan la jugada de ataque por detrás del balón. De este modo, una de las consecuencias de la confluencia de estas tres cuestiones es que, a diferencia de otras épocas, la ausencia de delanteros sujetos en el extremo no repercute en el vaciado del mediocampo, sino que siendo Sergi Roberto y Jordi Alba quienes asumen la responsabilidad por fuera, los tres integrantes de la medular por lo general mantienen la posición, pudiendo participar en tareas de avance llevando el esférico a zonas adelantadas.

- El posicionamiento escorado de Rakitic y Coutinho para recibir, y su mapa de pases ante el Huesca. (vía fcbarcelona.cat) -

– El posicionamiento escorado de Rakitic y Coutinho para recibir, y su mapa de pases ante el Huesca. (vía fcbarcelona.cat) –

Ni Rakitic ni Coutinho son interiores expertos a la hora de dar sentido, velocidad y fluidez a una posesión, pero con el balón en los pies y opciones hacia donde lanzar el pase sí cuentan con un golpeo de élite. Contra los de Leo Franco lo explotaron con una particular posición de partida en salida de balón sensiblemente decantada hacia la banda, casi en el espacio del teórico lateral, como primera piedra de un ataque posicional culé que encontró muchos caminos para terminar generando peligro. De fácil acceso para el pase de Piqué o Umtiti, la recepción escorada de los interiores del Barça se separaba de la parcela más concurrida del planteamiento defensivo visitante, dando aire tanto a Rakitic como a Coutinho a la hora de activar su desplazamiento.

- La conexión de Rakitic con Sergi Roberto, el pase atrás del lateral hacia la frontal, y el mapa de pases de Sergi Roberto durante el primer tiempo. (vía fcbarcelona.cat) -

– La conexión de Rakitic con Sergi Roberto, el pase atrás del lateral hacia la frontal, y el mapa de pases de Sergi Roberto durante el primer tiempo. (vía fcbarcelona.cat) –

Captura de pantalla 2018-09-02 a la(s) 23.07.04Con tres opciones de pase por dentro – Messi, Suárez y Dembélé- y una por fuera en cada banda, la misión de los pasadores culés fue encontrar la ruta despejada. Si la subida por banda del lateral no había arrastrado con ella al centrocampista de banda de Huesca, por ejemplo, abriendo el balón hacia la esquina encontraba el Barça una solución para profundizar, orientar a la defensa hacia el córner y conquistar, a través del pase atrás del lateral, una frontal del área a merced del genio de Messi, Coutinho o Dembélé. Si, por el contrario, Moi y Gallar sí volvían para tapar el pase hacia fuera y era uno de los mediocentros visitantes el extraído por la recepción del interior, en este caso el envío era dirigido a zona de tres cuartos, esto es hacia Messi o Dembélé (Imagen de la izquierda).

A través de la sociedad del francés con Coutinho y Jordi Alba, o del pase cruzado de Leo hacia Ousmane o la entrada del lateral izquierdo, resultó un escenario desde el cual no encontraron los locales demasiadas dificultades para generar peligro. Finalmente, si con los centrocampistas de banda cubriendo el pase hacia los laterales los mediocentros se mantenían defendiendo la recepción por dentro de Messi o Dembélé, la tercera alternativa para los interiores barcelonistas fue el servicio profundo hacia los apoyos de espaldas a portería de un Luis Suárez más fino que en partidos anteriores, que castigó tanto la separación de los pivotes como la falta de contundencia de los centrales oscenses.

Captura de pantalla 2018-09-02 a la(s) 23.36.37Si la puesta en escena del Barça no fue redonda teniendo en cuenta el momento de la temporada en que se encuentra, fue por la sufrida respuesta de su transición defensiva a lo largo de la primera mitad. Con el Cucho Hernández saliendo a la espalda de los proyectados laterales culés, Longo imponiéndose en el segundo palo o bajando el balón de espaldas y activando el movimiento fuera-dentro de Moi Gómez o Álex Gallar a la espalda de Busquets (Imagen de la derecha), los de Leo Franco encontraron la manera de castigar un retorno barcelonista que, dado su nuevo desempeño en ataque, está por ensamblar.

Artículos relacionados: 

– Foto: David Ramos/Getty Images

10 Comments
  • Riera
    Posted at 14:47h, 03 septiembre Responder

    Gracias por el post. Ha sido un placer leerlo.

    Sobre el partido, Valverde comentó en una rueda de prensa que el equipo puede defender sobre el sistema 1-4-4-2 o 1-4-3-3. Pienso que en el segundo tiempo pudimos ver con mayor claridad el sistema 1-4-4-2. Pero ¿sobre qué sistema defendió el equipo en el primer tiempo? ¿1-4-3-3? Está apostando Valverde para situar a Coutinho al lado de Busquets ante los equipos de menor entidad? ¿Hacia dónde pensáis que evolucionará esto ante los compromisos más exigentes?

  • Morén
    Posted at 23:24h, 03 septiembre Responder

    Es un tema muy interesante el que propones, y justamente viendo por segunda vez el partido pensaba en ello, porque como a ti también me pareció que la estructura defensiva del equipo en el primer tiempo no fue demasiado clara. A veces sí se asemejaba al 1-4-4-2 más típico de la pasada temporada, pero otras veces Dembélé y Messi se quedaban como delanteros centrados, quedando por detrás una línea sólo de tres jugadores. Normalmente cuando se habla de defender con el 1-4-3-3 se habla más de una suerte de 1-4-5-1 en el que los delanteros de banda regresan por fuera, pero en este caso hubo momentos en que, sin balón, en mediocampo quedaron tres futbolistas.

    Sobre el rol de Coutinho al lado de Busquets, yo creo que tiene relación al cambio de disposición de la delantera. El año pasado, cuando con el 1-4-3-3 había un delantero específico en la derecha, éste regresaba por fuera, Rakitic se ubicaba al lado de Sergio y el interior izquierdo (Iniesta o Coutinho) salía a cubrir la banda izquierda. Tres cuartos de lo mismo cuando se usó el rombo, sólo que entonces el mediapunta era quien regresaba por dentro y se abrían ambos interiores a la vez. Esta temporada, sin embargo, como sí hay extremo izquierdo y en la derecha a Messi se le libera para que se mantenga arriba, es por el carril zurdo que llega ese “cuarto centrocampista en defensa”, de modo que el interior izquierdo pasa a formar por dentro junto a Busi, y el derecho a tapar por delante de Sergi Roberto. Cuando Valverde ha probado este verano con Coutinho empezando como interior derecho y Rakitic como izquierdo, yo personalmente lo achaqué a esta cuestión.

  • Marcos Levy
    Posted at 00:16h, 04 septiembre Responder

    Hola Albert.

    Descubrí tu pagina web hace poco y la verdad que es un placer poder leer tus artículos y análisis.

    Te escribo por la quejas constantes sobre Rakitic sobre todo en twitter, me imagino que las has visto. Cual es tu posición sobre ellas, crees que son validas o solo son cuentas en twitter que piensen que en el Barcelona solo se puede practicar un tipo de modelo de fútbol y Rakitic no encaja. Destaco que siempre defenderé el modelo cruyffista del Barcelona pero pienso que se esta siendo injusto tanto con, como en ocasiones con Valverde.

    Saludos y repito nuevamente es un placer leerte.

  • Luis Pastur
    Posted at 00:46h, 04 septiembre Responder

    Respecto al plan ofensivo, las moviidades de interiores, laterales y extremos para generar espacios y vías de progresión, es una solución que le veo más continuidad ante rivales en 1-4-4-2. La salida con el pivote entre centrales te da una salida más a través de conducción pero no modifica comportamientos de la línea de medios rival. Con el interior entre central y lateral provocas lo que comentaste en el texto y sigues teniendo la pieza de Busquets para una posible presión tras pérdida. Es más, es un posicionamiento similar al de Guardiola con sus laterales por dentro e interiores que ganan altura, con otros medios y para otros fines pero que permitirían esa transición defensiva más corta.

  • Lagarto87
    Posted at 01:31h, 04 septiembre Responder

    Albert y todos

    A pesar de que Coutinho imiciaba muy abajo, ganó muchas veces la frontal del área, básicamente cuando se cargaba el juego sobre Messi ligeramente escorado y este cambiaba. Porque en ataque estático yo sí vi a Démbelé ceder su escalón interior al brasileño.

    Si esto tiene continuidad y Leo empieza a encontrar a Coutinho asiduamente en el balcón del área, de ahí van a salir muchos goles (de Cou o que este genere). Lo veo un tema a explorar bastante.

    El peaje es que o Dembelé sujeta en banda y Alba espera atrás o te van a matar a contras porque Coutinho siempre arriesga, Lo otro sería atrasar mucho la posición de Rakitic y desplazar ligeramente a Segio a la izquiera, pero me parece bastante antinatural.

    Nuevamente, el techo de este FCB lo marcará la confluencia del triángulo Démbelé, Coutinho, Alba. Si alternan correctamente el momento de cada uno, será un reto difícilmente descifrable para las defensas rivales.

    • Marcos Levy
      Posted at 04:55h, 05 septiembre Responder

      Pienso igual, Cada vez vemos mejor coneccion entre Dembele, Coutinho y Alba. Creo que es lo que busca Valverde para no depender tanto de Messi.

  • Superpato
    Posted at 10:37h, 04 septiembre Responder

    Hubo otro automatismo más en el triangulo izquierdo, o eso me pareció. Cuando Alba recibía en estático, Dembelé en muchísimas ocasiones tiraba un desmarque de dentro a fuera. O bien arrastraba a un defensa, liberando un espacio para que Coutinho pudiera adelantar un escalón; o bien recibía en el lateral del área desde dónde podía encarar a la defensa, tocar atrás para el brasileño o devolver a Alba ya en carrera.

  • Riera
    Posted at 14:22h, 04 septiembre Responder

    “Cuando Valverde ha probado este verano con Coutinho empezando como interior derecho y Rakitic como izquierdo, yo personalmente lo achaqué a esta cuestión.”

    Estoy de acuerdo contigo. La cuestión es que no lo hemos vuelto a ver, y no sé si es porqué el Barça ha jugado contra equipos de menor entidad o porqué Coutinho ha declarado en diferentes ocasiones que prefiere jugar por la izquierda y Valverde está buscando nuevos equilibrios. Aún así, el txingurri me parece un técnico serio, y no creo que quiera proponer una estructura defensiva sobre el sistema 1-4-3-3 estando Messi sobre el campo. Por ello, tendremos que ver hacia dónde avanza todo esto, si con Coutinho como interior derecha, Coutinho como extremo izquierda o Messi de vuelta al centro. Porqué con Coutinho como interior izquierda y Messi como extremo derecha, ante rivales de mayor entidad el repliegue sobre el sistema 1-4-4-2 parece algo más que inviable. Las piezas no cuadrán.

  • Lagarto87
    Posted at 19:20h, 04 septiembre Responder

    @Superpato

    No me percaté de los automatismos que indicas, pero se escuchan muy lógicos.

    Habrá que seguir mirando con ojo clínico.

    Me apetece mucho ver al FCB este año. La plantilla tiene muchos matices que será interesante ver cómo de van definiendo.

  • Morén
    Posted at 20:33h, 05 septiembre Responder

    @ Marcos Levy

    Muchas gracias y bienvenido 🙂

    El rol de Rakitic es uno de los que más curiosidad me despiertan para esta temporada teniendo en cuenta que ya no está Iniesta. Ivan no es un interior canónico, en el sentido de que es un jugador en el que aumentan las dificultades en la medida que tiene que recibir de espaldas o girar, ni tampoco un centrocampista especialmente creativo en la dirección. Sin embargo normalmente ha venido encontrando en buen encaje en el equipo cuando otros compañeros han asumido ese rol (Alves- Iniesta). Esta temporada, sin embargo, con Coutinho en el lugar de Andrés, si bien posicionalmente el brasileño me parece que puede entrar bien en la zona que el año pasado le pertenecía al capitán, el significado futbolístico de uno y otro son muy distintos. Uno es capaz de dar orden y ritmo a un ataque organizado, y el otro es un finalizador, un creador de peligro. Y, en medio de ese cambio, está Rakitic^^.

    @Lagarto87

    Atento al blog durante los próximos días. 😉

    @Riera

    “no sé si es porqué el Barça ha jugado contra equipos de menor entidad o porqué Coutinho ha declarado en diferentes ocasiones que prefiere jugar por la izquierda”

    Apostaría a que tiene que ver con que el brasileño se sienta mucho más cómodo jugando a pierna cambiada y orientando su pierna derecha a portería. Como interior derecho te da un camino para llegar en vertical a Messi, pero con balón es posible que su impacto se vea muy limitado. Y el impacto de un jugador con semejante producción en ataque, es un aspecto difícilmente prescindible. Auqnue tampoco me sorprendería que Valverde vuelva a probar buscando formas de que todo le encaje.

Post A Comment