En un momento dado | El primer postulado de Valverde
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
23014
single,single-post,postid-23014,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
VITORIA-GASTEIZ, SPAIN - AUGUST 26: Head coach Ernesto Valverde of FC Barcelona reacts during the La Liga match between Deportivo Alaves and Barcelona at Estadio de Mendizorroza on August 26, 2017 in Vitoria-Gasteiz,Spain. (Photo by Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images)

El primer postulado de Valverde

Ya sea como elección fundacional de su proyecto, o como medida de emergencia para dotar de determinación al ataque ante la escasez de piezas de postín en la vanguardia azulgrana, el arranque del Barça de Ernesto Valverde ha mostrado una diferencia clara con respecto a lo que fue el de Luis Enrique. Si con el asturiano Leo Messi fue el Leo Messi más centrocampista de cuantos han llevado la camiseta culé, el Txingurri parece decidido a mantenerlo íntimamente vinculado con la frontal del área y los últimos metros. A buscar que las diferencias las marque cuanto más cerca de la portería contraria sea posible. De este modo, si a lo largo de las últimas temporadas se ha mirado cómo Messi podía acercar al Barça al área, los pocos partidos del presente curso parecen indicar que el nuevo objetivo es hallar la manera de que sea el Barça quien acerque a Leo a la frontal. La tarea, aunque apetecible, no es sencilla, pues la plantilla no señala con claridad las soluciones que de manera más individual pueden lograrlo, y porque al proceso colectivo de reconstrucción táctica le falta todavía tiempo así como, parece, también algunos protagonistas. De este modo constó el sábado en Mendizorroza, ante un Alavés que replegado obligó al conjunto catalán a derribar la muralla blanquiazul desde un ataque posicional todavía por madurar.

Incluso en las fases de mayor espesura se observó una ordenación sobre el terreno de juego positiva, pero a su vez también tanto la lógica falta de elocuencia a la hora de poner en funcionamiento los principios de juego, como la irregularidad para compensarlo con soluciones individuales. Así pues, y aunque el acercamiento de Rakitic a la base, la liberación de Busquets y la escalada de Iniesta a la espalda de la medular babazorra vistieran con una mayor presencia al mediocampo del Barça, frente a un Alavés que perdidas las cartas de Theo, Llorente o Deyverson deberá encontrar unas nuevas opciones para girar a los contrarios pero al que la acumulación de efectivos por detrás del balón bastó para parapetar su portería durante unos largos 55 minutos, Messi tuvo que hacer aquello que por ahora Valverde parece no querer que haga. O al menos que no tenga que hacer como obligación: bajar para ser solución con tal de llevar hacia adelante el cuero. El argentino halló su zona de recepción en una matizada posición de mediapunta derecho, por delante del espacio que ahora ocupa este Rakitic más anclado, y más al centro que un Aleix vinculado de inicio con la banda. El problema para su equipo surgió cuando ante a esta necesidad de que el argentino interviniera abajo, el frente de ataque perdió tanto presencia como opciones.

A la izquierda, el vaciado en el ataque del Barça cuando Messi tenía que bajar a mediocampo, y a la derecha los movimientos de Rakitic para compensarlo.

-A la izquierda, el vaciado en el ataque del Barça cuando Messi tenía que bajar, y a la derecha los movimientos de Rakitic para compensarlo.-

Más que el vacío generado, la dificultad fue no tener con quién aprovecharlo. Quien más lo intentó fue Gerard Deulofeu desde la izquierda, pues en la orilla contraria Aleix evidenció dudas acerca de qué comportamiento posicional desempeñar. A día de hoy, para el de Puigpelat parece más sencillo descifrar escenarios menos complejos y con espacios que le permitan orientar su juego bien a la aparición por sorpresa o bien al ataque desde el lado débil. Situado en el perfil que más volumen de juego asumió durante el primer tiempo, le costó interpretar la zona a ocupar entre un Sergi Roberto abierto como lateral y un Messi cercano como mediapunta derecho. Pese a la buena disposición y, en general, desempeño de Deulofeu en la punta izquierda, su actuación durante los primeros 45 minutos tuvo la mácula de la irregular lectura de los tiempos para centrar su posición. A menudo lo hizo demasiado tarde, taponando con ello el carril para las incursiones de Jordi Alba y restando así opciones a que el pase cruzado de Messi en el apoyo inyectara profundidad a la banda izquierda obligando a los de Zubeldía a girarse hacia su portero. No en vano, fue Rakitic, descolgándose por momentos desde su posición de base, quien con más puntualidad e intención compensó los acercamientos de Leo intercambiando alturas con el argentino.

De izquierda a derecha: mapa de calor del Barça durante el1er tiempo, desde el inicio del 2º a la entrada de Denis Suárez, y desde entonces al final.

-De izquierda a derecha: mapa de calor del Barça durante el 1er tiempo, desde el inicio del 2º a la entrada de Denis Suárez, y desde entonces al final.-

Sin embargo, como se ha señalado al inicio, no parece que ahora mismo la intención de Valverde sea que el 10 tenga que ejercer como solución para acercar a su equipo a la frontal, sino que más sea el colectivo quien le procure el balón en esa zona del campo. Así pues, en el entretiempo, el Txingurri buscó una alternativa de cara al segundo tiempo y dio con la tecla en la banda izquierda. Como hiciera el equipo de Luis Enrique la temporada pasada en los tramos en que mejor funcionó, el ataque avanzaría por el carril zurdo con tal de que cuando el balón regresara al centro lo hiciera desde una altura más próxima al área de Pacheco. Para lograrlo dio vuelo a Samuel Umtiti, invitándole a sumarse con el balón desde la zona de central izquierdo cubriendo sus espaldas con la posición más retrasada de Sergio Busquets en el inicio de la jugada, y ajustó los tiempos de los movimientos de Deulofeu para que el catalán se juntara con Iniesta en el centro liberando las carreras de Jordi Alba. Umtiti entregaba el primer balón, Deulofeu e Iniesta fijaban y arrastraban atenciones hacia el centro, y el lateral catalán rompía en profundidad hasta alcanzar el lateral del área. Hasta la entrada de Denis Suárez, tanto con Gerard primero como con Paco Alcácer después, este fue el camino al que recurrió el Barça de manera más sostenida para poder llegar arriba sin tener que mandar a Messi abajo. Para no separar más de lo debido al argentino de los metros decisivos.

A la izquierda, el funcionamiento del carril zurdo para llevar el balón arriba, y a la derecha la posición de Busquets que liberó a Umtiti.

-A la izquierda, el funcionamiento del carril zurdo del Barça para llevar el balón arriba, y a la derecha la posición de Busquets que liberó a Umtiti.-

Artículos relacionados:

 

– Fotos: Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images

8 Comments
  • @superbabel
    Posted at 11:56h, 28 agosto Responder

    Lo comentaba en el análisis del debut, momentos antes de que comenzara el Alavés – Barça, tocaba ver si la idea de ese primer día tenía continuidad. Y parece que sí, con matices, pero sí. De nuevo Messi ocupando ese rol de falso ‘9’ e intentando (como bien dices, Albert) que sea el equipo el que juegue y le acerque el balón a Messi. La duda es la que planteas en la encuesta: solución sacapuntos o primera piedra. Los fichajes pueden adaptarse a este esquema y a esta idea. La mayor duda ya la comentamos: Suárez. Pero quizá en este segundo partido haya visto más opciones de que funcione que en el primero. Esos “vacios” que genera Messi, los puede ocupar el uruguayo partiendo desde la izquierda y dejando ese carril para las subidas de Alba, Iniesta/Sergi Roberto y dependiendo del momento un Busquets más liberado o un Umtiti que conduzca. Por el otro lado, tanto Démbéle como Deulofeu creo que también entenderían mejor cuando entrar a la zona central para ocupar esas ventajas. Todo esto es partiendo de que sea una primera piedra, si es la opción sacapuntos, tocará olvidar todo esto y empezar a analizar de nuevo.

  • Iniesta10
    Posted at 12:07h, 28 agosto Responder

    Es pronto para saber que quiere construir Valverde, pero ya se nota “algo” su mano:

    1.- Busquets liberado porque Rakitic le cubre la espalda. Ivan ya no está pendiente de compensar los movimientos de Messi, sino los de Busquets

    2.- Con Bussi liberado se busca recuperar la presión muy arriba, veremos si esto será mantenible con Coutinho

    Otra cosa: Para mí Sergi Roberto debe ser titular, creo que puede aportar más que Rakitic, e incluso que Iniesta, que ya no se si está para partidos muy exigentes con un ritmo alto.

    Otra cosa más: No le veo encaje a Aleix Vidal, yo creo que sería más interesante darle la oportunidad a Palencia, o incluso quedarse con Douglas y traspasar a Vidal.

    • TiburonPuyol
      Posted at 03:46h, 29 agosto Responder

      Con messi de 9, la banda derecha esta defendida por otro jugador, asi que rakitic ya no tiene que hacer ese sobreesfuerzo.

      Con messi por la derecha y Suarez de 9, El equipo defendia con dos lineas de 4, más la presión de Suarez, En estos partidos hemos visto durante tiempo un 4-5-1 en fase defensiva.

      LA duda, cuando vuelva Suarez… PErsonalmente creo que se trabajara mucho en la transición ataque-defensa cuando se pierda el balón y una presión adelantada tras perdida no tenga exito.

      • Iniesta10
        Posted at 09:56h, 29 agosto Responder

        No sabemos si, ante la falta de fichajes y con Suarez lesionado, si Valverde ha optado por Messi de falso 9 o si es un plan a desarrollar. Personalmente, con todo el riesgo de equivocarme, creo que Valverde irá a por un 4-2-3-1, porque tiene muchos mediapuntas en el equipo.

        Además Messi de mediapunta central está cerca de todo y de todos sin perder llegada a gol. Un mediapunta izquierdo (Coutinho/Denis) con Messi en el centro, haría que la jugada se gestara por la izquierda, dejando a Suarez/Alcácer en punta, y a Dembelé/Deulofeu entrando por la derecha al espacio.

        Creo que el Barça tiene equipo para ese modelo de juego. Me encaja. Pero no deja de ser una opinión especulativa. Lo único que me chirria es que ya lo hubiera podido hacer estos partidos (Betis y Alavés), ya que tenía disponibles a Denis, a Alcácer, y a Deulofeu. Pudiendo hacerlo, no lo ha hecho. Esto me hace pensar que lo que yo creo puede estar equivocado.

  • Caput11
    Posted at 13:49h, 28 agosto Responder

    Albert, no crees que Paulinho puede encajar como corrector a las bajadas de Messi a la mediapunta, tiene capacidad física para repetir ese esfuerzo de compensación y al igual que Rakitic son buenos finalizando y , sobretodo el brasileño, llegando al remate.

  • ar10
    Posted at 14:16h, 28 agosto Responder

    Albert, no crees que sería muy interesante explotar el buen entendimiento entre Denis y Leo? Cómo crees que se le podría sacar más provecho de ello?
    Esque tengo la sensación de que a Messi le encanta, y a mi personalmente siempre me ha gustado, aunque tengo la sensación de que no acaba de definirse como futbolista.

    • Iniesta10
      Posted at 09:42h, 29 agosto Responder

      Si, es cierto, tienen bastante empatía. A mi Denis me está gustando bastante en la banda izquierda, creo que es donde mejor rinde. Además creo que esta temporada parece que ha dado un paso hacia adelante. Todo depende del sistema que quiera Ernesto Valverde.

      Si el sistema fuera un 4-2-3-1, con Messi de mediapunta por el centro, y con Denis por la izquierda, podría darse bastante bien, ya que jugarían más de mediapuntas y en la gestión del balón y de la jugada, con Suarez de 9 y Dembelé por la banda derecha entrando más al espacio

  • Morén
    Posted at 14:14h, 30 agosto Responder

    @ CAPUT11

    El fichaje de Dembélé y su consecuente artículo analizando la llegada del francés le movió la silla al de Paulinho. La idea es que muy pronto podamos tratar en profundidad lo que puede ser el brasileño en el nuevo Barça que construya Valverde.

    @ AR10

    Creo que a Denis lo está ayudando el hecho de que por ahora Valverde parezca verlo como “delantero” de banda. No sé si en un futuro su evolución le permitirá regresar al mediocampo y tener peso real en el juego desde ahí, pero hoy por hoy las plazas de arriba me parecen las que mejor versión de Denis pueden sacar. Además, ahí tiene la particularidad de que suma en ambos perfiles, algo que con estos “mediapuntas trasladados a la banda” no suele suceder ya que agradecen especialmente jugar a pierna cambiada.

Post A Comment