En un momento dado | La historia de Roma
Blog, Fútbol, Análisis, Barça, F.C.Barcelona, Guardiola, Messi, Neymar, Piqué, Iniesta, Luis Suárez, Previas, Rivales, Perfles, Jugadores, Planificación, Barça B,
25132
single,single-post,postid-25132,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
iniesta_crop1523450141289.jpg_497593902

La historia de Roma

La temporada del Barça empezó gravemente herida. El mismo equipo que apenas unos meses antes no había sido capad de plantar batalla en Liga al Real Madrid, y que en Champions recibió sendas goleadas por parte del Paris Saint Germain y la Juventus de Turín, perdía sin previo aviso no sólo a uno de sus mejores futbolistas sino a uno de los que más habían venido marcando su singularidad y evolución como equipo. El Barça de la MSN ya no podría ser, y en su lugar apenas se sumaban al proyecto piezas relevantes de impacto inmediato. El once más recurrente durante el curso, pues, solamente ha contado una cara nueva. A veces Dembélé, otras Paulinho y anoche Semedo, han ocupado la vacante que el adiós de Neymar dejó sin dueño. Así las cosas, la primera temporada de Ernesto Valverde al frente de la nave culé ha transcurrido como un ejercicio de supervivencia anclado a la realidad de una plantilla que arrastraba problemas y que ha perdido nivel. Un trabajo detallista en el que explorar medidas para compensar las carencias generando escenarios concretos que potenciaran las virtudes que todavía tiene el plantel. Siguiendo este camino, el Txingurri encontró en Rakitic a un centrocampista que no se había visto, en Umtiti un central que el francés no había sido, y sacó de Jordi Alba, Sergio Busquets, Ter Stegen o Sergi Roberto versiones próximas a su máxima capacidad. Además, apostó como eje de su propuesta por devolver a Leo Messi a las inmediaciones de la frontal.

Sobre todas estas medidas, no obstante, ha sobrevolado durante meses la incertidumbre de la máxima exigencia. La duda de si, obligadas a comparecer ante las dificultades más altas, se mantendrían igual de fiables. De si Rakitic, Umtiti, Alba, Roberto o Iniesta podrían seguir siendo los mismos, o si, desde un punto de vista más coral, el equipo sería capaz de continuar alimentando a Leo Messi cerca de la corona. Cabía la posibilidad de que no fuera así y que, como resultado, esta temporada el primerísimo escalón no estuviera a su alcance. Que no fuera suficiente. Sin embargo, anoche los azulgranas no dejaron escapar una renta de tres goles ante el Atlético de Madrid, la Juventus, el Bayern Munich, el Real Madrid, el Paris Saint Germain, el Manchester City o el Chelsea. Anoche, la calidad sí que estaba de su lado. A la hora de establecer en la derrota un relato de unión, una explicación transversal a modo de resumen y sentencia que la ilustre con un único brochazo, por lo tanto, el último tropiezo europeo del FC Barcelona no pone fácil la simplificación. Quizá algunas de las armas con las que a día de hoy cuentan los culés no miren de tú a tú a las de sus máximos competidores, pero sí con respecto a las que ha esgrimido Di Francesco en la eliminatoria. ¿Qué sucedió en el Olímpico de Roma para que Kolarov, De Rossi o Dzeko fueran más que Piqué, Iniesta o Leo Messi?

La Copa de Europa, como todos las competiciones con funcionamiento de eliminatoria, es un torneo con una particularidad decisiva: siempre llega el momento en el que no hay nada que perder. No por nada, buena parte de las remontadas más espectaculares que ha dado el fútbol se enmarcan en este tipo de formato. Cuando ya no hay nada más ni ningún mañana en el que pensar, cuando ya se está muerto y sólo queda la oportunidad y el deseo de seguir viviendo. Así saltó al campo la Roma, con un cambio en su estructura para cerrar con tres centrales, abrir las bandas con Florenzi y Kolarov, y ganar a un hombre por dentro entre Dzeko y Nainggolan. Sin más que perder que lo que ya no tenía. Dejando espacios a la espalda de su defensa, presionando muy arriba y buscando un ritmo de juego que le pasase por encima al rival. Ante esto, el Barça volvió a evidenciar la falta de motor para resistir al envite. Aunque intentara bajarle las pulsaciones al duelo, la Roma no obedecería, y en un enfrentamiento de alta intensidad, los azulgranas, con una edad media en su once superior a los 28 años, no sobrevivieron.

Además de verse superados por el guión, los hombres de Valverde vivieron el encuentro en inferioridad tanto individual como táctica. Difícilmente de otra forma, contando con mejores futbolistas, podían dejar escapar los visitantes una ventaja semejante. Para lo primero resultó especialmente ilustrativo el duelo entre Edin Dzeko y Umtiti, una herida abierta en el corazón de la zaga del Barça en la que el punta bosnio hurgó con acierto e intención. Incontenible en el juego directo, el cuadro azulgrana no pudo dar respuesta a ninguna de las consecuencias nacidas de su cabeza, su pecho o sus pies. Fue un martillo constante que hizo tambalearse al último muro de contención de su oponente. El posicionamiento del mediocampo, las erráticas actuaciones de los laterales o la insuficiencia de Luis Suárez a la hora de mantener limpia la pelota o de imponerse a campo abierto, se sumaron al descarrilamiento.

En cuanto a la pizarra, el Txingurri optó por repetir el mismo planteamiento de la ida, esto es, destinar la undécima plaza en disputa a Nélson Semedo para formar con Sergi Roberto por delante del lateral. La del falso extremo derecho no es una alternativa extraña para el FC Barcelona, pues últimamente Messi, antes Pedro e incluso puntualmente el propio Roberto han desempeñado este rol, pero se trata de un recurso que en el sistema actual convive con la ausencia, también, de un extremo al uso en la orilla izquierda, dejando al equipo sin contrapesos exteriores con los que estirar al contrario hacia las esquinas. Por delante de Semedo y Jordi Alba, todo sucedió por dentro, facilitando, por un lado, la concentración del trabajo defensivo de la Roma alrededor de un imperial Daniele De Rossi, e impidiendo que el Barça hallara puntos de apoyo a partir de los cuales juntarse arriba. Los de Valverde no tuvieron la capacidad de conquistar una de las esquinas del campo, girar al rival, detenerse, dar tiempo a llegar a la segunda y la tercera línea, y activarla en campo contrario a través de un pase atrás. El avance -o intento de avance- barcelonista siempre miró hacia arriba y hacia adentro. El bloque siempre estuvo lejos de las zonas en las que espera encontrar a Messi. La promesa que, en verano, de forma implícita hizo el técnico a su estrella, esta vez no se cumplió.

Sin opciones para ensanchar, pues, los esfuerzos se localizaron en el carril central, simplificando el trabajo en la presión de los locales. Los de Di Francesco no sólo no tuvieron que atender a los costados, sino que la falta de velocidad para amenazar la espalda de Juan Jesus, Fazio y Manolas, eliminó sus preocupaciones en casi una de las mitades del campo, dando lugar a una situación de partido marcada por la presión italiana y la imposibilidad culé de encontrar una salida. Por dentro no había caminos, por fuera no había referencias y los balones en largo eran devueltos a la mitad que defendían los blaugranas. Por si fuera poco, el hecho de que Sergi Roberto actuara por delante de su habitual puesto de lateral, dejó al inicio de la jugada del Barça sin el recurso de su conducción, suerte que no pocas veces este curso le ha servido a los de Valverde para esquivar la primera emboscada y trasladar el cuero hacia arriba. Todo sucedió demasiado lejos de Messi, y acercarse a Leo es lo que brinda la opción de ganar. Separado del argentino, en esta ocasión el resto no mostró la fiabilidad de otras noches para no perder.

Artículos relacionados: 

11 Comments
  • puntero
    Posted at 18:09h, 11 abril

    porqué no darle entrada a Dembelé ya en la segunda parte, a un jugador que se mueve se desliza como una serpiente creando deshasosiego al rival, porqué pourqué – Mourinho- Coutinho el otro fichaje millonario no podía jugar. Había que encontrar el pequeño desequilibrio para posibilitar el reencuentro con el pase, despejar la cabeza de la bruma pues nuestro técnico creía -realmente lo creía?- en el momento del gol. Pues no mi querido txingurri había que provocar un cambio de la situación con un cambio para empezar de jugador, Había que ayudar de fuera de la cancha. Esa ayuda no llegó.

  • Manolo
    Posted at 02:48h, 12 abril

    En teoría, dentro del 4-4-2 que planteo Valverde, debió ser Alba el que tendría que haber dado ese contrapeso en el lado izquierdo. De hecho eso es lo que ha estado haciendo toda la temporada. Que paso esta vez? De todos modos, realmente me sorprende que Valverde no hizo cambios inmediatos en el segundo tiempo.

  • Iniesta10
    Posted at 09:53h, 12 abril

    Muy buen post, Albert, yo creo que las causas son las que tu has explicado. Solo añadiría que Valverde, que para mi ha hecho un gran trabajo, ha tenido que utilizar en demasía siempre a los mismos jugadores, no ha encontrado en los suplentes mucho en que apoyarse, y a horas de hoy el equipo está tieso, fundido.

    Yo ya me esperaba un resultado así. No lo esperaba contra la Roma, pero si tenía claro que contra un equipo más compensado, con talento, y físicamente en mejor situación, nos las íbamos a ver y desear, pero al final ha sido la Roma, que no tenía nada que perder y que físicamente está en un buen momento.

    Creo que el Barça ha de reflexionar, porque no puede ser que de los últimos 15-20 fichajes, solo Umtiti sea titular. Algo de responsabilidad tienen los técnicos anteriores y el actual Secretario Técnico en la situación de la plantilla.

    Para mi no hay demasiada responsabilidad ni en Valverde ni en los jugadores que saltaron al campo, simplemente lo están jugando todo, y con eliminatorias muy exigentes en la Copa del Rey y contra el Chelsea. El equipo está tieso, y Valverde, quizás a sabiendas de eso, fue a amarrar, y de paso a proteger a Dembelé, que no ha tenido suerte en su integración al equipo y solo tiene 20 años. El único pero que le pongo a Valverde es que sí creo que Denis Suarez, en mi opinión, era más aprovechable de lo que lo ha hecho Ernesto, pero claro, yo no estoy entrenando todos los días al equipo.

    Creo que el Barça tiene que empezar ha hacer fichajes de gente joven con talento, y no jugadores consolidados de “buen nivel”. Para ser gráfico, lo que quiero decir es que no se deben fichar jugadores tipo Paco Alcácer, sino más bien tipo Gabriel Jesús, que en un momento dado pueda sustituir a Suarez y coger la titularidad. Creo que al Barça se le han escapado demasiados jugadores con mucho talento (Asensio, Gabriel Jesús, Gundogan,, Isco, etc … y otros, como Dembelé pudieron llegar por la decima parte de lo que han costado. Hay otros, como Semedo o Paulinho, simplemente son buenos jugadores, pero no cracks como para pagar lo que se pagó por ellos. Otros fichajes son sencillamente incomprensibles, como Arda Turán, o directamente desacertados, como el de André Gómes, aunque yo con este también me hubiera equivocado. Y tampoco entendí el fichaje de Aleix Vidal, un jugador sin demasiado talento, fichado para jugar de lateral sin ser lateral.

    Soy consciente de que me estoy poniendo crítico, pero no con Valverde o los jugadores titulares, que creo que durante toda la temporada han demostrado que han competido hasta donde ha llegado la gasolina. Lo han jugado todo, lo han dado todo, y no ha llegado para ganar la champions, pero yo la responsabilidad la veo más en la Secretaría Técnica y en parte de la directiva. No puede ser que, teniendo a Messi, en siete participaciones solo se haya ganado una champions y que llevemos ya cuatro temporadas sin llegar a semifinales. Alguien tiene que hacérselo mirar, pero no Valverde ni los titulares, que ya harán bastante si ganan liga y copa.

  • Iniesta10
    Posted at 10:00h, 12 abril

    No solo está tieso y fundido, sino también descompensado, no hay suplentes para Busquets y Rakitic, no a un nivel similar o cercano. tampoco hay ningún jugador de banda si no juega Dembelé. La defensa ha tenido la sorpresa agradable de Vermaelen, pero no veo a Yerri Mina un jugador para el Barça. … bueno en fín, … por hoy ya hay bastante.

  • vi23
    Posted at 10:59h, 12 abril

    Muy buen post. Muy de acuerdo con la inferioridad táctica. Como bien dices, Sergi Roberto atrás da una salida por conducción que hubiese sido muy importante. Y quizás Semedo por delante hubiese sido una amenaza al espacio con mucho más retorno defensivo que Dembelé. El problema fue que todo eran pelotazos frontales casi imposibles de ganar a no ser que tuviésemos un Dzeko (que por cierto me recordó a aquel perfil Larsson que yo creo que siempre viene muy bien en una plantilla. Un delantero grande y sabio que pueda bajar balones y dejarlos de cara en caso de apuro. A otro nivel, pero me estoy acordando del Larrivey de Paco Jémez).

    Como dijo Valverde en rueda de prensa plantearon un partido en el que iban todos en individual y eso implicaba arriesgar mucho atras, por lo que estábamos a un pase, una jugada de estar 1 a 1 contra el portero (por cierto como aquella ocasión de SR con 0-0). Pero nunca pudimos castigar eso y diría que fue un problema principalmente táctico

  • Michel
    Posted at 15:04h, 12 abril

    @iniesta
    Si la conclusión es que han llegado fundidos y comentas que Valverde no tiene parte de culpa en la eliminación, creo que ambas tienen su punto común en una mala gestión de la plantilla por parte del cuerpo técnico.
    Y veías al equipo tan fundido pero no esperabas caer eliminados por es un tanto contradictorio.
    Bajo mi punto de vista en ambas eliminatorias se vieron las diferentes carencias que se han ido disimulando en competición nacional y en parte en UCL por un nivel físico menor de los rivales. Y por otra parte por cuando existe el riesgo de quedar eliminados la cosa cambia mucho.
    Creo que no se puede eximir a ningún culpable, tres derrotas de este tamaño 4-0 PSG 3-0 Juve 3-0 Roma es para mirar directamente a los jugadores. Sin excepción todos juegan con el escudo de Messi, (sin Neymar) único jugador resolutivo por parte individual del equipo
    En un planteamiento como el del martes con un sólo jugador por delante de él, pegándose entre tres centrales. Las carencias de la salida de balón a una presión alta eran indisimuladas el año pasado, pero fueron de nuevo una constante en estas eliminatorias. Sin soluciones por parte del cuerpo técnico, nada más que enviando balones en busca de Suárez. Un Valderde sin ideas, que ya lo venía demostrado últimamente, se vio claramente en Sevilla, viendo a su equipo superado durante los primeros 45′ siguió con el mismo plan de jugar a que no pasara nada hasta que apareciera Messi. Pero ese plan no siempre sale si el resto no aporta nada más. Un equipo sin determinación es fácil de ser arrollado en esta,competición y máxime cuando ya no tiene como arma defensiva la posesión del balón. Viendo este panorama Valverde fue incapaz de realizar ningún cambio táctico como dice @vi23 esa permuta SR/ Semedo podría ser interesante en un momento dado de esos primeros 45′ para intentar confundir a la Roma desde unas cualidades distintas por parte de ambos futbolistas. Otra variante, observado el panorama, hubiera sido llevar a Messi a la banda, para así llevar la atención de un central y dejar más espacio para Luis Suárez, al menos que se pegara con 2 y no con 3 y descolocaria algo a la zaga. Haciendo este movimiento situar a SR más cerca de Busquets y de Rakitic para poder ganar alguna segunda jugada, todas eran romanas, y acercarlo a la marca de De Rossi campó a sus anchas, Valverde asumió a Kolarov como si del mejor R.Carlos se tratara y desde ahí empequeñecio al equipo en ambos partidos. Una vez llegado al vestuario podría modificar algo con un solo cambio, creo que todos creemos que el más lógico hubiere sido Dembele por Semedo, tampoco lo hizo así esperando recuperar un control que no tuvo en los 180′.
    La labor de Valverde durante la temporada ha sido.magnífico pero se ve emborronada por estas eliminatorias que parecieron quedarsele grandes. Aún así hay que analizar cada competición en distintos contextos y esta eliminatoria de forma particular.
    Nadie estuvo a la altura, ni siquiera Messi que también debería reflexionar sobre lo ocurrido e Iniesta se ve muy superado ante equipos tan físicos y enérgicos, en esta ocasión, en París y en Turin. Hay que dejar el romanticismo a un lado y buscar jugadores que quieran derribar el muro y no acomodarse. Y es que la situación parece la del año pasado aunque con algunos deberes hechos como el rejuvenecimiento de la plantilla. El otro día leia asombrado en el post sobre los delanteros como muchos no les gustaba Griezman, después de esto y de ver estos últimos partidos del francés igual alguno cambiaba de opinión. Quien mejor para rotar a Messi? Buscamos titulares, no suplentes, quien quiera jugar que se lo gane. Griezman lo tiene todo, asociativo, buen definidor y algo de lo que carece este equipo agresividad. Otra cosa es su ubicación en un once ideal, eso ya es cosa del cuerpo técnico. Yo no tendría dudas. Las mismas que tampoco tendría para sentar a Umtiti y hacer jugar a Vermaelen viendo ambos rendimientos, pero ya lo hubiere hecho en Roma aunque ahora sea decirlo a toro pasado.

    • Iniesta10
      Posted at 00:09h, 13 abril

      “Si la conclusión es que han llegado fundidos y comentas que Valverde no tiene parte de culpa en la eliminación, creo que ambas tienen su punto común en una mala gestión de la plantilla por parte del cuerpo técnico.
      Y veías al equipo tan fundido pero no esperabas caer eliminados por es un tanto contradictorio.”

      Michel, lo que trato de decir es que si Valverde coge una plantilla que ha ido perdiendo calidad año a año, a la vez que los titulares se van haciendo ya más mayores ( un año pierdes a Xavi y no fichan un recambio que se le aproxime, otro pierdes a Alves, y el recambio tampoco se aproxima, después pierdes a Neymar, y Coutinho no puede jugar la champions, y además tienes a jugadores como Iniesta que ya están muy justos fisicamente. Si la Secretaría Técnica no ficha adecuadamente (ya te digo, creo que de los últimos 22 fichajes solo Umtití es titular), Y al final tienes una plantilla descompensada en la que Busquets tiene que jugar todos los partidos, igual que Rakitic, Piqué, Umtití, Alba, Roberto, Messi y Suarez, porque los recambios no tienen ni de lejos la calidad de los titulares. Hombre, a mi me parece que aspirar a todo sin tener fondo de armario es dificil. Para mi el Barça está tieso, Yo creo que no es culpa de Valverde, ya que cogió un equipo roto por la marcha de Ney, y lo hizo competir, pero que ha llegado hasta donde ha llegado.

      La verdad es que no esperaba que el Barça cayera contra la Roma porque creo que es mejor equipo que los italianos, y porque la renta del partido de ida era considerable, pero si esperaba que algún equipo de más calidad nos pintara la cara, porque el equipo yo lo veo tieso.

      ¿Que Valverde puede tener alguna culpa de la eliminación, por no haber hecho algún cambio táctico?, pues no te digo que no. Aquí mismo han apuntado alguna variante que se hubiese podido probar, pero que tampoco aseguraba nada, ya que Roberto también es frágil defensivamente.

      Creo que a veces nos cuesta aceptar la realidad, nos hemos acostumbrado a estar siempre arriba y la verdad es que cada año el equipo va perdiendo talento, y va envejeciendo, y los fichajes que se han ido haciendo (excepto Coutinho y Dembelé) no han ido rejuveneciendo la plantilla ni le han aportado calidad (excepto Coutinho y Dembelé). A partir de ahí se puede ser muy crítico con Valverde y con los jugadores, pero yo, en mi modesta opinión, creo que se tiene que mirar más hacia la Secretaría Técnica., porque es posible que algunos titulares se hayan endiosado, pero es que al final tienen que jugar los mismos cabrones de siempre, porque los que están en el banquillo no les hacen sombra. El club, la Secretaría Técnica no ha sido capaz de crear competencia, y se ha fiado todo a un rendimiento y una motivación excepcional de los titulares que no se ha producido, ya que al no tener competencia, la motivación decae, y los minutos de rotaciones también. Total, poca competencia y bastante cansancio, son los mejores billetes para que la motivación decaiga.

      Me puedes decir que dicho esto, es como reconocer que los jugadores tienen parte de culpa, pues, hombre, no te digo que no se pudo hacer más, pero la principal responsabilidad yo se la veo a la Secretaría Técnica. Te diría que el Madrid estaría igual o peor que el Barça si no tubiera recambio para la BBC, pero si los tiene

  • Alf
    Posted at 00:39h, 13 abril

    Chicos una pregunta para todos: Solo es una impresión mía o en el primer gol, literalmente, Alba y Umtiti se paran por un momento de una manera incomprensible y luego Ter Stegen hace una maniobra poco ortodoxa? En los demás goles tampoco veo ninguna agresividad y esfuerzo alguno para recuperar la pelota. Sinceramente no veo que en esas acciones Dzeko supere a su par por un tema físico, sinó porque los defensas le dan unas facilidades incomprensibles a mi modo de ver.

  • Michel
    Posted at 13:06h, 13 abril

    @iniesta10
    Estoy de acuerdo que la plantilla ha ido perdiendo calidad año tras año, pero es lo lógico no? sustituir a los jugadores que estaban es prácticamente imposible, quien o con quien sustituyes a Xavi o Alves? por poner sólo dos ejemplos de los últimos cracks que se han ido (incluimos a Neymar, aunque el margen de tiempo era escaso, podemos decir que con Coutinho se acerca al nivel)

    En lo que no estoy de acuerdo es que no se ha ido rejuveneciendo la plantilla, Digne, Gomes (por quien tú mismo hubieras apostado) Alcacer, Denis, Rafinha, Semedo, Deulofeu, otra cosa es que, no es que no dieran el rendimiento esperado, es que excepto Umtiti ninguno ha crecido, que probablemente era lo que esperaba la secretaria técnica.

    La administración de la plantilla por parte de Valverde cuanto menos a sido extraña con varios ostracismo que no se entienden muy, Vidal, Denis, Semedo, Alcacer, el escaso protagonismo de algunos en varios tramos de la temporada ha hecho que las rotaciones hayan sido mínimas. Aún así con una ventaja de 3 goles y ante un equipo como la Roma por muy fundido que estés tienes que pasar si o si. En este caso yo lo achaco más a una falta de carácter en determinados momentos y en lo que comentaba anteriormente, el pensar que llegará el momento en que Messi resuelva
    .
    Coincido en que este equipo no tiene nivel para ganar la UCL y que en cuanto se enfrentara a un equipo de los llamados favoritos volvería a verse sus carencias, mi mayor temor era un enfrentamiento ante el Liverpool por todos los recursos que tienen los equipos de Klopp que se ajustan perfectamente para hacer daño a un Barça. Incluso si pudiera elegir hubiese elegido un posible enfrentamiento ante el Madrid por aquello del respeto que les infunda Messi cada vez que pisa el Bernabeu.

    @ALF
    La pasividad de Umtiti es total a la hora de hacer la ayuda en la jugada del penalti de Piqué. Los centrales se vieron superados, sin ayudas de ningún tipo, pero lo que es peor Umtiti se vio inferior, empequeñecido.

  • Iniesta10
    Posted at 17:27h, 13 abril

    @Michel

    Sale Xavi y no se ficha un organitzador. No pido que sea menor que Xavi, podia ser aGundogan, que era fichable.

    Sale Alves y no se va a por este lateral derecho de la Real Sociedad que acabarà fichando el Madrid, no, se va a por Vidal, que ni siquiera es lateral. Y desues a por Semedo, que no és titular. Y menors mal que no Viñolas Bellerin

    Tos l’ós fichando de la época de Luis Enrique han Sido errados, excepte Rakitic, que tampoc és que sea supertalentoso.

    El fichaje de Paulinho era un buen fichaje si te costaba 15, no 50

    És que en matèria de fichajes el Barca és un desproposito

    Dembele pudor venir por 15 y Viñolas por 106 mas variables

  • Michel
    Posted at 14:38h, 16 abril

    @Iniesta 10
    Estoy completamente de acuerdo en lo Que dices, pero LE quería jugar a otra cosa. Por mucho que él se empeñase en decir que la idea del modelo seguía siendo la misma. El juego de posición prácticamente murió y los fichajes iban en esa dirección, jugadores con mayor conducción que pase.
    Otra cosa es que fiches un jugador como Semedo y no sea titular, no se puede pedir a jugadores jovenes que lleguen y sean titulares. Necesitan un proceso, asentamiento, pero en ese proceso SR creció mucho bajo un sistema que le beneficia. Y Semedo necesita asimilar que el juego de combinación, no es lo mismo que correr la banda. Tiene unas facultades tremendas pero necesita tiempo. Ante la Roma se vio claramente. Tiene unas facultades tremendas para la posición, pero le falta pausa y combinación.
    Está claro que hay que recuperar el juego de posición y posesión, como bien apuntaba Albert con su titular en la sección de refuerzos, y Valverde está más cerca de esa idea que LE, pero aún lejos de el modelo de Pep.